Negocios

Los 'Bebés Llorones' sortean la crisis y asaltan EEUU

La catalana IMC Toys, que prevé aumentar sus ventas un 17% este año, lidera la venta de muñecos desde hace dos navidades

La firma juguetera acaba de lanzar su propio Netflix para niños con series e incluso comercio 'online'

Los 'Bebés Llorones' sortean la crisis y asaltan EEUU
2
Se lee en minutos
Paula Clemente

No importa un retraso que se da por descontado, unas materias primas a precio incierto, ni un transporte hasta seis veces más caro: “Los juguetes llegarán para Navidad”. Lo harán, eso sí, cerca de un mes más tarde de lo que es habitual y obligando a empresas como IMC Toys a ajustar márgenes para no subir precios. “En 40 años no había vivido nunca una situación así”, reconoce el consejero delegado de esta juguetera catalana, Albert Ventura, que tiene claro que la crisis de suministros ha supuesto para ellos un golpe mucho más duro que la pandemia en sí.

Pese a eso, la empresa no rebaja expectativas. La organización cuenta con que su producto estrella, los 'Bebés Llorones', sea por tercer año consecutivo el muñeco más vendido de las navidades, también con cerrar 2021 con un volumen de ventas equivalente a 160 millones de euros (un 17% más) y mejorar todavía más la cifra de cara al año siguiente, cuando esperan llegar a los 200 millones. La juguetera prevé, además, que de estos 40 millones de más entre un ejercicio y otro, más de la mitad vengan del mercado norteamericano.

Su aterrizaje en Estados Unidos es, de hecho, uno de los factores que explica el crecimiento de la empresa. IMC Toys facturaba entre siete y ocho millones de euros hace veinte años, cuando decidió ir más allá de la distribución de juguetes como los coches Nikko o el juego de piezas Meccano y empezar a fabricar sus propias propuestas en china. Dos décadas después, el año que eclosionó la pandemia, ingresó unos 136 millones. Pero, en realidad, el éxito de la llegada a Estados Unidos y el ascenso imparable de esta empresa con sede en Terrassa se explica fundamentalmente por los 'Bebés Llorones', el producto estrella de la juguetera, que ya tiene incluso su propia serie.

Estrategia de innovación

“Al principio empezamos fabricando productos con licencias de películas Disney, pero ahora desde hace unos años, allá por 2016, todo esto fue bajando y empezamos a crear productos propios con series propias”, recuerda Ventura. Empezaron con una serie corta que lanzaron en Youtube, Kitoons, cuyas temporadas tienen ahora ya 20 capítulos cada una y se emiten incluso en televisión. “Paradójicamente”, por ejemplo, dice el presidente de la juguetera, en el canal Disney Channel.

Noticias relacionadas

De hecho, entre todos sus canales de Youtube (contenido parecido pero en hasta casi veinte idiomas), la firma suma siete millones de suscriptores y 4.500 millones de visualizaciones. Además, toda esta apuesta por el mundo audiovisual ha desembocado en la creación de una plataforma de contenidos al estilo Netflix donde se pueden ver las distintas series de IMC Toys y que incluso funciona como comercio electrónico si se quiere comprar uno de los muñecos que aparece en ella.

“Hay una correlación clara entre el crecimiento de las ventas y el uso de la serie: la comunicación con los niños antes era hacer una campaña de tele con anuncios, ahora si tienes una serie que te da soporte te ayuda mucho a crecer”, razona Ventura. “En el sector de los juguetes tienes que innovar permanentemente, ver lo que quieren los niños y a veces aciertas y a veces no”, concluye.