TELECOMUNICACIONES

Las telecos calientan una ola de fusiones tras la sacudida de la opa sobre TIM

Telefónica, Vodafone, Orange y MásMóvil han respaldado abiertamente que haya un proceso de consolidación en Europa para reordenar un sector ahogado por la caída de ingresos y la pujanza del bajo coste.

Fachada de la sede central de Telecom Italia, en Milan.

Fachada de la sede central de Telecom Italia, en Milan. / ARCHIVO / REUTERS

3
Se lee en minutos
David Page
David Page

Periodista

ver +

El último gran movimiento corporativo es una sacudida para el sector europeo de las telecomunicaciones y puede convertirse en pistoletazo de salida para otras operaciones. El fondo estadounidense KKR ha comunicado su intención de lanzar una opa sobre TIM (la antigua Telecom Italia), con una enorme prima del 45% frente al cierre en bolsa del viernes del grupo italiano y que supone valorar la compañía transalpina en 10.800 millones de euros (sumando los 22.500 millones de euros, el valor de la operación puede escalar por encima de los 33.000 millones).

La oferta de KKR está condicionada a obtener un 51% del capital y tomar el control de la compañía, y aún debe ser estudiada por el consejo de administración de TIM y por el propio Gobierno italiano, que tiene capacidad para vetar la adquisición. La opa puede ser el desencadenante para una oleada de fusiones y adquisiciones en el sector de telecomunicaciones continental, que todas las compañías aseguran respaldar desde hace tiempo, pero que se mantiene estancado.

El sector de las telecos sigue estando demasiado atomizado en Europa, por eso de manera cíclica las grandes operadoras lanzan sus llamadas a favor de una consolidación que sirva para reducir el número de compañías. El sector advierte de que está atenazado por la caída de ingresos por servicios (lo que cobran por llamadas y datos) a causa de la enorme competencia y la pujanza de las ofertas de bajo coste -que se están convirtiendo en el gran canalizador comercial frente a los paquetes de servicios más completos- y también por las enormes inversiones que las compañías tendrán que afrontar para el despliegue del 5G, la próxima generación de comunicaciones móviles.

Apoyo a la consolidación

En las últimas semanas, las principales operadoras del mercado español se han manifestado abiertamente a favor de la consolidación del sector. Si la competencia es alta en Europa, el español se ha convertido en el mercado con la mayor agresividad comercial. Desde el sector se alerta del impacto que tiene la excesiva fragmentación del negocio, con 40 marcas operativas y 25 operadores relevantes.

“La consolidación debería ocurrir para resolver una situación insostenible para algunos operadores”, subrayaba la pasada semana el consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, matizando que la mayor teleco española no puede tener un papel comprador en el mercado local por su tamaño, pero sí como facilitador de la concentración en el sector.

También respaldó la necesidad de consolidación el director financiero del grupo Orange, el español Ramón Fernández, señalando especialmente a España. “Si hay alguna buena opción de fusión o adquisición que nos afecte directamente, la consideraremos (…) Orange piensa activamente en el mercado español y su estructura”, sentenció.

El consejero delegado global de Vodafone, Nick Read, también se ha referido específicamente al sector teleco en España y ha defendido la consolidación en el país para mejorar el retorno de capital en un sector muy tocado. Precisamente Vodafone es la compañía que aparece en todas las quinielas de eventuales movimientos corporativos: en España, con una posible unión con MásMóvil o con Orange; en Europa, con la posible integración en Reino Unido de su filial con Hutchinson para competir con British Telecom y con Virgin Media O2 (participada por Telefónica).

Noticias relacionadas

MásMóvil ha sido en España el principal agente comprador del sector teleco en los últimos años, integrando a una decena larga de competidores, entre ellos, Yoigo, Pepephone o, más recientemente, Euskaltel. “Nosotros ya hemos aportado algo. No todo nos puede tocar a nosotros”, aseveró la pasada semana Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil, que defendía la necesidad de concentración en el sector, pero dejándola en manos de sus competidores para que tengan un papel más proactivo.

Las grandes telecos europeas se han topado en los últimos años con las trabas de la Comisión Europea a la creación de gigantes continentales por su impacto en la competencia. Bruselas, no obstante, se encuentra ahora en pleno proceso de revisión en esta materia. La Comisión Europea está revisando 20 directrices de política de competencia para apoyar la transición ecológica y digital. La revisión es en tres niveles: fusiones y adquisiciones, normas antimonopolio y control de ayudas estatales”, subrayó la comisaria europea de Competencia, Magrethe Vestager, que hasta ahora ha ejercido como freno a algunas grandes operaciones. Las telecos espera que la revisión sirva para que Bruselas abra la mano y dé aire al sector. 

Temas

Empresas