Operación corporativa

El BBVA lanza una opa de 2.250 millones por el 50,1% de su filial turca

  • El grupo español pretende aprovechar la bajada de la lira turca y su exceso de capital para comprar las acciones que no controla de Garanti

El presidente del BBVA, Carlos Torres Vila, entrevistado por una empleada del banco.

El presidente del BBVA, Carlos Torres Vila, entrevistado por una empleada del banco. / BBVA

4
Se lee en minutos
Pablo Allendesalazar
Pablo Allendesalazar

Periodista

Especialista en banca, finanzas, política monetaria y mercados de capitales

Escribe desde Madrid

ver +

El BBVA ha anunciado este lunes una oferta pública de adquisición (opa) sobre el 50,15% que no controla de su filial turca, el Garanti, por un precio máximo de 2.249 millones de euros. El banco español, que hace menos de un año negó que esta opción estuviera sobre la mesa, va a aprovechar así que la operación es mucho más barata de acometer que hace unos años gracias al derrumbe de la lira turca frente al euro, así como el exceso de capital que ha obtenido gracias a la venta de su filial estadounidense en junio.

Los inversores han acogido de forma negativa la operación del BBVA, cuyas acciones han caído el 4,28%. Los máximos ejecutivos del banco español han ofrecido una conferencia telefónica en la que los analistas les han cuestionado repetidamente sobre el riesgo que asume el grupo aumentado su peso en Turquía. Su presidente, Carlos Torres Vila, y su consejero delegado, el turco Onur Genç, han afirmado ser "muy conscientes" de los "desequilibrios macroeconómicos" del país (balanza de pagos, alta inflación, política monetaria politizada y depreciación de la lira).

Pese a ello, han defendido que en todos los ejercicios estimativos que han realizado, incluso con un deterioro mucho más notable de la situación macroeconómica y de la devaluación de la lira, la operación seguiría ofreciendo un retorno positivo para el banco y tendría un impacto en el capital limitado. La compra total de Garanti, han argumentado, no cambia el perfil de riesgo de BBVA ni su exposición a mercados emergentes, ya que el grupo ya consolidaba todo el balance y las cuentas de su filial por tener el control de la misma. Pero gracias a la adquisición, han continuado, la entidad española podrá quedarse todos los beneficios de la unidad turca y aumentar el dividendo un 13,7% en 2022 si todos los accionistas minoritarios acuden a la opa.

En un acto de la Asociación de Mercados Financieros, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha evitado contestar preguntas directas sobre la operación, pero sí ha advertido en términos generales de que la diversificación geográfica es "positiva" para los bancos, pero hay que hacerla "con cuidado, valorando adecuadamente la jurisdicción y el mercado en el que se invierte". Asimismo, no ha querido pronunciarse en concreto sobre la politizada política monetaria turca, pero ha subrayado que es "necesario que los bancos centrales sean independientes y sus decisiones sean independientes en relación de los Gobiernos".

Apuesta estratégica

El grupo ha redoblado así su apuesta por un país en el que entró en 2011, pese a las turbulencias políticas y económicas que registra y que han llevado a algunos analistas a alertar sobre el riesgo que supone para el banco. "Turquía es un mercado estratégico para BBVA. A pesar de la volatilidad en el corto plazo, el potencial de crecimiento de la economía, su pirámide poblacional, los lazos comerciales del país con Europa y su baja bancarización, contribuyen al atractivo a largo plazo de este mercado", ha justificado la entidad.

El precio ofrecido por el grupo español (12,2 liras turcas por título en efectivo) supone una prima del 34% sobre el precio medio de las acciones de los últimos 6 meses, del 24% sobre el del último mes, y del 15% sobre la última cotización del viernes. Si el resto de accionistas acepta la opa, la operación incrementaría el beneficio por acción del BBVA de 2022 en un 13,7% y el valor contable tangible por acción a septiembre de 2021 en un 2,3%. Por otra parte, el impacto máximo esperado en el ratio de capital del grupo sería "muy limitado" (-46 puntos básicos y unos 1.400 millones de euros), ya que la normativa prudencial actual ya obliga al BBVA a no apuntarse el 30% del capital de Garanti que corresponde a los accionistas minoritarios, pese a que sí suma a su balance todos sus activos.

La oferta no está condicionada y el BBVA aceptará cualquier nivel de participación. En el supuesto de que no acudan todos los accionistas pero que tras esta operación el banco español supere el 50% de participación en Garanti, podría incrementar su participación sin tener que lanzar otra nueva opa. El inicio de la oferta está sujeto a las autorizaciones regulatorias pertinentes y el grupo estima que la operación se cerrará en el primer trimestre de 2022.

Primer banco privado

Con una cuota de mercado entre los bancos privados del 20% en préstamos en liras turcas y del 19% en depósitos, Garanti es el principal banco privado de Turquía y el mayor por capitalización bursátil. Tiene 21.651 empleados, 5.535 cajeros automáticos y 1.007 oficinas. Tiene una rentabilidad sobre el capital del 19,3% (15,6% de media sus competidores), una morosidad del 4% (5,2% de media) y un ratio de cobertura del 77% (69% de media).

Noticias relacionadas

BBVA completó su primera inversión en Garanti en 2011, al comprar un 25,01% de la entidad, mediante la adquisición de acciones a Dogus y General Electric. En 2015, se convirtió en el primer accionista, al aumentar su participación hasta un 39,90% mediante la compra de un paquete adicional a Dogus. En 2017, incrementó su participación hasta el 49,85% que tiene en la actualidad.

El país, argumenta el BBVA, tiene cerca de 84 millones de habitantes, con una edad media de 32 años. "BBVA Research estima que el PIB de Turquía tiene un crecimiento potencial de un 3,5% por año. Es un socio comercial relevante para Europa: un 56% de las exportaciones turcas en 2020 tuvieron como destino el viejo continente. Y el margen para crecer en el negocio bancario es muy elevado: el endeudamiento de las familias supone un 17% del PIB, frente a un 69% de la media de la Unión Europea", ha continuado.

Temas

BBVA Turquía