Crisis de los chips

Los problemas de suministro pasan factura a Apple

  • La compañía del iPhone cierra su año fiscal por debajo de las expectativas

El CEO de Apple, Tim Cook, muestra el iPhone 12 Pro en la sede de la compañía, en Cupertino, California, EEUU, el pasado 13 de octubre de 2020. 

El CEO de Apple, Tim Cook, muestra el iPhone 12 Pro en la sede de la compañía, en Cupertino, California, EEUU, el pasado 13 de octubre de 2020.  / APPLE INC. / BROOKS KRAFT

2
Se lee en minutos
Reuters / Efe

Apple se ha visto arrastrada por los problemas de la cadena de suministro por el impacto de la pandemia en las fábricas de todo el mundo que la han llevado a cerrar su año fiscal por debajo de lo esperado por los analistas de Wall Street. Más de 6.000 millones menos en ventas, según ha reconocido su máximo ejecutivo, Tim Cook, en la presentación de los resultados de su cuarto trimestre anual (el año fiscal de Apple comienza en octubre), pero que pueden agravarse de cara a las fiestas de Acción de Gracias en EEUU (finales de noviembre) y hasta Navidades.

Cook ha admitido que los problemas de suministro por el cierre de las fábricas en Asia ha sido mayor de lo esperado. Y que pese a que ha habido una mejora significativa en la producción, siguen teniendo problemas con el suministro de chips que afectan "a la mayor parte de sus productos", según el CEO de la empresa de Cupertino (EEUU). La compañía, afirma, está haciendo todo lo que puede para solucionarlo.

La tecnológica ha presentado unos beneficios netos para el conjunto de su año fiscal 2021 de 94.680 millones de dólares (81.036 millones de euros), un 65% más que en el ejercicio anterior, aupado por el iPhone y los servicios.

Entre octubre de 2020 y septiembre de 2021, la empresa ingresó 365.817 millones de dólares, por encima de los 274.515 facturados en los mismos 12 meses del pasado ejercicio. Por su parte, los inversores se embolsaron durante este período 5,67 dólares por título, frente a los 3,31 de hace un año.

Resurgir de iPhone

Por segmentos de negocio, el teléfono iPhone, que hace dos años estaba en una cierta tendencia a la baja y se ponía en riesgo su preeminencia como principal fuente de ingresos de Apple, está experimentando un resurgir con una fuerza extraordinaria, y ya vuelve a suponer más de la mitad de todas las ventas de la empresa.

Así, de los 365.817 millones facturados en lo que va de año fiscal, 191.973 millones corresponden a ventas de iPhones (52,5 %) y el resto provienen por este orden de los servicios (68.425 millones), la tecnología para la ropa y el hogar (38.367 millones), los computadores Mac (35.190 millones) y las tabletas iPad (31.862 millones).

Bajada en Wall Street

Especialmente significativo es lo recaudado por los servicios, un 27% interanual más, puesto que este segmento es la gran apuesta de futuro de la compañía, que en los últimos años ha lanzado multitud de plataformas de suscripción en sectores tan diversos como el entretenimiento televisivo, los videojuegos, la prensa y la música.

"Este año lanzamos nuestros productos más potentes hasta la fecha, desde los Macs equipados con chips M1 hasta el iPhone 13, que está fijando un nuevo estándar para rendimiento y dando a nuestros clientes la capacidad de innovar en sus creaciones y conexiones", indicó al presentar las cuentas el consejero delegado de Apple, Tim Cook.

Noticias relacionadas

Los buenos resultados presentados por Apple no terminaron de convencer a los inversores en Wall Street por las previsiones de problemas en el suministro y las acciones de la empresa se dejaban un 3,55% hasta los 147,10 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los parqués neoyorquinos.

También Amazon ha anunciado una previsión a la baja de ventas para la temporada navideña por problemas de suministro.

Temas

Apple