Análisis de 39 productos

La OCU denuncia a estas dos conocidas marcas de aceite de oliva por fraude

 Aceite de oliva

Aceite de oliva

1
Se lee en minutos

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha analizado aceites de oliva virgen extra de venta en supermercados, muchos de ellos bajo la propia marca del establecimiento donde se venden. Sin ser productos premium o gourmet, unos cuantos destacan por su alta calidad, según el estudio. Sin embargo, estos análisis indican que 2 de los 39 productos no son extra, no son AOVE: Borges y Olivar de Segura.

En esta ocasión, la OCU ha analizado 39 productos. Los resultados han sido sustancialmente mejores que en el pasado, explican en una nota, y los análisis han determinado que 37 son de verdad extra y 2 se han quedado a las puertas de esta calificación. El trabajo de OCU concluye que los consumidores españoles tienen hoy en los súpers productos de mejor calidad que hace unos años. El mejor producto del análisis es el aceite Oleoestepa, con Denominación de Origen de Estepa: obtiene una calificación muy buena, con una puntuación de 89 sobre 100 en su presentación en botella de PET de 1 litro, con un precio de referencia está en los 4,99 euros/litro.

Sin adulteración

Los resultados de calidad salen de los análisis realizados por encargo de OCU en laboratorios especializados y acreditados para analizar aceite de oliva virgen extra.

Según las conclusiones principales del análisis la OCU asegura que ninguno de los 39 aceites lleva mezclas con aceites más baratos de semillas, oliva refinado u orujo, no hay adulteración. No obstante, dos de ellos, Borges y Olivar de Segura, son simplemente virgen, no responden a los criterios exigidos para llevar la etiqueta comercial Extra.

Noticias relacionadas

Denunciadas

La determinación de la calificación extra se obtiene en un análisis organoléptico realizado por catadores especializados en laboratorios acreditados y siguiendo el procedimiento que marca un reglamento europeo. Solo pueden ser clasificados como virgen extra los aceites que en la cata se determine que tienen cierto frutado y no presenten ningún defecto en el sabor (se trata de defectos solo detectables por un catador entrenado, no por un consumidor). Los productos de Borges y Olivar de Segura presentan defectos, confirmados en posteriores análisis. OCU ha denunciado a las empresas afectadas por fraude en el etiquetado ante las Comunidades Autónomas y pide su sanción.

Temas

Consumo