Cumbre empresarial

La empresa familiar reclama evitar trabas a crear empleo de calidad

Marc Puig, presidente del IEF, exige que no se impongan condiciones en el mercado laboral peores que en los países vecinos

El Rey y la ministra de Industria alaban el trabajo realizado por este tipo de compañías durante la pandemia del coronavirus

El Rey pide para las empresas un entorno que facilite el empleo y la inversión. / EFE / JESÚS DIGES / VÍDEO: EFE

3
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

El presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Marc Puig, ha reclamado al Gobierno que "permita crear empleo de calidad" y "que no se pongan condiciones peores que las de los países vecinos con los que competimos". En el discurso de apertura del 24 Congreso Nacional de la Empresa Familiar en Pamplona, presidido por el rey Felipe VI, que ha defendido "la gran importancia" de la colaboración público-privada en especial con los fondos europeos 'Next Generation', tras una prolongada ovación de los empresarios asistentes, el presidente del IEF ha reivindicado el rol de la empresa familiar, en especial durante la crisis provocada por la pandemia.

Por su parte, la ministra de Industria, Reyes Maroto, que ha participado en la inauguración del congreso, ha reconocido "el importante compromiso de las empresas familiares con las generaciones futuras" y el apoyo de estas compañías en la lucha contra la pandemia, que ha agradecido. Maroto ha desgranado las medida del Gobierno para paliar los efectos de la crisis y que gracia a ello "hoy avanzamos hacia una recuperación económica sólida" que debe ser justa. Y ha defendido también la colaboración público-privada y un pacto por la industria y la elaboración de la política industrial 2030.

Por su parte, Puig, ante un auditorio de unos 500 empresarios y directivos inscritos, ha destacado que el horizonte temporal de este tipo de compañías es la próxima generación y la vinculación con los lugares en las que fueron fundadas. La empresa familiar "tiene que generar beneficios, pero tenemos siempre presente el impacto que nuestra labor tiene en todos los grupos de interés, y no solo en nuestros accionistas", ha sentenciado y ha puesto como ejemplo la lucha de este tipo de empresas contra la crisis del coronavirus. "Hemos sido las empresas, también, las que hemos dado un paso al frente para responder a esta situación sin precedentes", ha explicado. Ha citado como ejemplo el proyecto 'Damos la cara', que refleja "el esfuerzo y las iniciativas de muchas empresas familiares para responder a esta pandemia".

Puig ha defendido ponerse al frente en el combate contra la crisis climática, la igualdad de géneros y la diversidad y el capitalismo inclusivo. El presidente del IEF ha recordado que el lema del congreso es 'Trabajamos por una sociedad mejor'. De hecho, las jornadas, que duran hasta este martes, tuvieron el domingo como pistoletazo de salida la firma de una declaración institucional del Instituto de la Empresa Familiar (IEF) y las 18 asociaciones territoriales vinculadas al mismo en favor de la sostenibilidad empresarial, social y medioambiental.

El rey ha reconocido que las empresas familiares tienen interiorizado que además de tener beneficios sus actuaciones "trascienden en una transformación positiva de la sociedad". Al igual que la ministra de Industria, Felipe VI ha reiterado el agradecimiento a las empresas familiares por el esfuerzo realizado durante la pandemia y ha destacado su papel como generadoras de proyectos y su "componente personal y emocional que, en muchas ocasiones, facilita la labora de transformación social".

En su discurso ha subrayado que "ahí donde hay empresas familiares comprometidas, hay futuro" y ha valorado el compromiso de estas compañías con las sostenibilidad, "la piedra angular sobre la que construir una sociedad mejor".

En la sesión de este lunes, en la que también ha participado la presidenta de Navarra, María Chivite, así como el líder del PP, Pablo Casado. Las empresas familiares suponen alrededor del 60% del producto interior bruto (PIB) y el 70% del empleo.

Noticias relacionadas

Durante la jornada, se ha entregado el nuevo premio 'Semillas: reconocimiento a la trayectoria", a Maria Guasch, viuda de Mariano Puig, fallecido este año y uno de los promotores y presidente del IEF, que en la actualidad encabeza su hijo, Marc Puig.

También han recogido este galardón Fernando Rodés, por el reconocimiento a su padre, Leopodo Rodés; Pablo Lara, por su padre, José Manuel Lara Bosch; y Rafael del Pino, que ha agradecido el galardón a su padre, del mismo nombre, a través de un video.