Infraestructuras

El tren como alternativa a la ampliación del aeropuerto de Barcelona

  • Un informe encargado por el Ayuntamiento de El Prat propone conectar Barcelona con los aeropuertos de Reus y Girona por medio de la alta velocidad

  • El plan aspira a descongestionar el tráfico de pasajeros en la capital catalana, redirigiendo muchos de sus vuelos 'low cost' a otros aeródromos del litoral

Aeropuerto de El Prat

Aeropuerto de El Prat / Manu Mitru (EPC)

2
Se lee en minutos
Ricardo Mir de Francia
Ricardo Mir de Francia

Periodista

ver +

Austria ha suprimido los vuelos entre Viena y Salzburgo. Francia tramita la prohibición para volar entre destinos que puedan cubrirse en un máximo de dos horas y media en tren. Y la Comisión Europea ya ha mostrado su respaldo a las iniciativas para reemplazar los vuelos cortos por alternativas menos contaminantes como el tren. Si bien la tendencia a descarbonizar el transporte aéreo es solo incipiente, está cada vez más presente en el debate que ha forzado la emergencia climática. También en España, donde este miércoles se ha presentado un estudio para mejorar las conexiones ferroviarias entre aeropuertos como alternativa al plan para ampliar el aeropuerto de Barcelona.

El estudio ha sido realizado por la Asociació per la Promoció del Transport Públic (PTP) por encargo del Ayuntamiento de El Prat de Llobregat, uno de los más activos en su oposición a la construcción de la tercera pista del aeródromo catalán. La propuesta plantea descongestionar el Prat redirigiendo muchos de sus vuelos de bajo coste hacia Reus y Girona, en cuyas inmediaciones se construirían estaciones de tren de alta velocidad conectadas con Barcelona. “Reus y Girona asumirían la mayoría de vuelos 'low cost' de El Prat”, asegura el informe presentado por el alcalde pratense Lluís Mijoler (Els Comuns) y el presidente de la PTP, Adrià Ramirez.

Noticias relacionadas

Esas conexiones permitirían enlazar por tren los aeropuertos del litoral con Barcelona en un máximo de 75 minutos, si se cuentan los 30 minutos de espera máxima en las estaciones de Reus y Girona que contempla la propuesta. Esa reordenación ferroviaria no es muy distinta, sin embargo, a la que plantea Aena en el Dora II (Documento de Regulación Aeroportuaria). Y es que, si bien la ampliación del aeropuerto barcelonés ha quedado temporalmente en barbecho por la oposición de la Generalitat a perturbar los espacios naturales protegidos incluidos en el proyecto, fuentes de Aena aseguran que sus planes para llevar la alta velocidad a los aeródromos de Reus y Girona siguen vigentes. Solo falta que sean rubricados por el Consejo de Ministros el próximo 30 de septiembre.

En cualquier caso, la propuesta del estudio de la PTP va más allá. Habla de integrar el trazado ferroviario propuesto con la red Avant de Lleida y Figueres, los Intercity a Valencia y los trenes del sur de Francia. Al tiempo que aspira a promover los trayectos en tren de media distancia a otros puntos de la geografía española, así como los trenes nocturnos a 40 capitales europeas. “Es solo una muestra de que existen alternativas al chantaje planteado en la ampliación del aeropuerto de Barcelona”, asegura el portavoz del Ayuntamiento de El Prat, Bertran Cazorla. La intención de su alcalde pasa por reactivar la mesa institucional entre administraciones para debatir el futuro del aeropuerto de la capital catalana.