Laboral

Salario mínimo interprofesional 2021: Sin acuerdo entre Gobierno y agentes sociales, que seguirán negociando

  • Trabajo se mantiene en su propuesta de subir entre 12 y 19 euros el SMI este año, sin concretar la cifra exacta

  • Yolanda Díaz se reafirma en que la subida tendrá efecto desde septiembre, mientras Calviño la desplaza hasta octubre

La vicepresidenta segunda y líder de Unidas Podemos, Yolanda Díaz

La vicepresidenta segunda y líder de Unidas Podemos, Yolanda Díaz / David Castro

4
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Está claro que el salario mínimo interprofesional (SMI) subirá este año, pero todavía falta definir el cuánto y el cuándo. Y en este terreno la pugna entre la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, y la segunda, Yolanda Díaz, está retrasando la decisión definitiva sobre un tema que lleva pendiente desde enero. Y del que depende directamente la nómina de 1,5 millones de trabajadores en España, que actualmente cobran esos 950 euros brutos (en 14 pagas). La reunión que tuvo lugar este lunes entre el Ministerio de Trabajo y los agentes sociales terminó sin acuerdo y sin una cifra exacta para un incremento que ahora mismo oscila entre los 12 y los 19 euros.

Los empresarios consideran que ahora no es el momento de asumir nuevos costes laborales y los sindicatos consideran que el incremento propuesto por el Gobierno -de entre el 1,2% y el 2%- no alcanza para compensar una inflación que está desbocada por encima del 3%. Pocos avances ha habido sobre este guion respecto a la semana pasada, cuando hubo la primera reunión de tanteo. La de este lunes debía ser la última, aunque los contactos deberán seguir de manera bilateral ante la falta de acuerdo. Díaz evita así consumar el primer gran ‘no’ de la patronal y gana tiempo para acabar de cuajar un acuerdo en el seno del propio Gobierno, que este lunes ha quedado claro que no existía. 

Calviño se ha encargado de caldear la reunión de este lunes pocas horas antes de la misma. “Lo ideal es que tomemos esa decisión en el curso de septiembre para que ese aumento pueda aplicarse ya para octubre, noviembre y diciembre de este año", según ha afirmado en una entrevista en TVE. Palabras que desautorizaban a Díaz, que había defendido que la de este lunes era "sí o sí" la última reunión y que el incremento sería ya palpable en las nóminas de septiembre. "El Gobierno sigue teniendo las dificultades abúlicas que lleva manteniendo este año", se ha lamentado el vicesecretario general de política sindical de UGT, Mariano Hoya, a la salida del cónclave.

Entre 12 y 19 euros de subida

El equipo de la ministra Yolanda Díaz se ha mantenido, sin concretar cifra exacta, en las horquillas que le marcó la comisión de expertos del Gobierno. Estos trazaron en junio una horquilla de incrementos de entre 12 y 19 euros para este año (hasta los 962-969 euros), realizando un cruce entre los indicadores macroeconómicos de empleo, inflación, PIB y otros. Una cifra que no evitará que los trabajadores que cobran el SMI pierdan este año poder adquisitivo, pero que habilita un incremento parejo al que están pactando patronales y sindicatos en la negociación de convenios. Según la última estadística disponible y referente al mes de julio, los sueldos pactados entre patronal y sindicatos han crecido este año el 1,54%. Una cifra también por debajo de la inflación acumulada.

La subida propuesta por el Gobierno no evita que los trabajadores pierdan poder adquisitivo

UGT ha avanzado que aceptaría un incremento hasta los 975 euros este año, CCOO aprieta para llegar a los 1.000 euros entre este año y el que viene, mientras desde la patronal calificaron de "complejas" las conversaciones. "Consideramos importante que las organizaciones empresariales estén en este acuerdo, porque eso va a facilitar a posteriori la implantación del propio SMI con menos problemas, pero efectivamente tiene que estar dentro de unos márgenes y con el objetivo de mantener el poder adquisitivo del SMI", ha afirmado al secretaria de acción sindical de CCOO, Mari Cruz Vicente

Tres Consejos de Ministros

Queda descartado que el Consejo de Ministros de hoy dé luz verde a la subida del salario mínimo, algo que, por trámites y requisitos formales, tampoco hubiera sido posible aunque la reunión de este lunes hubiera concluido con acuerdo. Le quedan así tres cónclaves ministeriales al Ejecutivo para validar la subida, así como para intentar dejar atada una senda de incrementos para lo que queda de legislatura y que sitúe el SMI en el 2023 en el equivalente al 60% del salario medio, según recomienda la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y según figura en el acuerdo de coalición. Lo que, dependiendo como evolucione el resto de indicadores, podría requerir subidas hasta dejar el SMI en 1.049 euros brutos al mes (en 14 pagas). 

Noticias relacionadas

El compromiso de la coalición es que el SMI llegue a cerca de los 1.049 euros en el 2023

Por más que el Gobierno pretenda atar el consenso con sindicatos y patronales, subir o no el salario mínimo es competencia exclusiva suya y la consulta a los agentes sociales es una obligación meramente consultiva. Es decir, no depende del acuerdo social si sube o no el SMI, aunque desde el Gobierno se ha priorizado hasta ahora el tratar de encontrar una cifra que apoyen todas las partes. Un equilibrio difícil, como tantos otros le esperan a Yolanda Díaz este otoño caliente, con la reforma laboral y de la temporalidad en su recta final y con la fecha límite del 31 de diciembre para aprobarlas. Con o sin acuerdo, pues así lo prometió el Gobierno a la UE en el marco de los fondos europeos.