Análisis de Barnes

Tener buenas vistas incrementa el precio de la vivienda un 30%

La inmobiliaria Barnes calcula cuánto están dispuestos a pagar de más los compradores en Barcelona por tener vistas privilegiadas

Vista general de la ciudad de Barcelona desde el mirador de Torre Baró

Vista general de la ciudad de Barcelona desde el mirador de Torre Baró / JORDI COTRINA (Delegaciones)

2
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

Tener buenas vistas incrementa el precio de las viviendas el 30%. Es lo que afirma un estudio realizado por la inmobiliaria Barnes tras el análisis de las compraventas en Barcelona. Según esta inmobiliaria, "las viviendas con vistas son el ‘caramelo’ más buscado del mercado de lujo de Barcelona". La demanda, tanto local como extranjera, ansía poder contemplar desde su vivienda algunas de las principales atracciones turísticas de Barcelona como la Sagrada Familia, la Catedral, la Casa Batlló, el Tibidabo o el mar Mediterráneo", concluyen. La interpretación de deseos lógicos realizada por los expertos de la inmobiliaria van algo más allá, al cuantificar los costes. Un 30% más. Tener buenas vistas, puede ser tan importante o más que el nivel de los acabados de cualquier vivienda.

Noticias relacionadas

Elizabeth Hernández, directora de Barnes Barcelona, destaca que existe una "gran cantidad de clientes que nos llama con una idea bastante clara de lo que quieren, y en esa imagen de vivienda ideal siempre están unas buenas vistas que les permitan sentirse dentro de la ciudad". "Hay que tener en cuenta que Barcelona es una marca de la que muchos están enamorados. Es una ciudad que se respira y se vive en el día a día, y que su esencia pueda formar parte de nuestro hogar es un intangible muy valorado por cualquier comprador que busca una vivienda especial", subraya la experta.

La vivienda media más buscada en el mercado de alta gama de Barcelona se quiere adquirir como residencia principal, tiene alrededor de 150 metros cuadrados de superficie, 3 habitaciones, 2 baños y zonas exteriores. La seguridad y tranquilidad de la finca y del barrio también es uno de los requisitos más valorados por los compradores, así como la cercanía a las escuelas, áreas comerciales, parques y zonas deportivas. Si bien se prefieren viviendas reformadas o en buen estado, la demanda no descarta adquirir inmuebles a reformar siempre que se realicen rebajas notables en el precio de venta. Las zonas más elegidas en ese perfil de vivienda con vistas son Pedralbes, Eixample, Sarrià-Sant Gervasi y el Turó Park. Los precios en esos barrios están por encima de los 5.000 euros el metro cuadrado. Otras alternativas se encuentran en la franja marítima barcelonesa o poblaciones vecinas. El gran riesgo de estas viviendas con vistas es que enmascaren problemas de accesibilidad, como escaleras, grandes rampas o dificultad de acceso del transporte público.