Salud laboral

Trabajo activa inspecciones a 137.500 empresas contra los golpes de calor

  • La construcción y el campo son los dos sectores donde se concentran más víctimas por riesgo térmico

  • La sanciones para las empresas pueden ser entre 2.046 y 819.780 euros

Los temporeros, uno de los sectores laborales más vulnerables.

Los temporeros, uno de los sectores laborales más vulnerables. / Ramon Gabriel

2
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

La Inspección de Trabajo iniciará este mes de agosto una campaña específica para prevenir los golpes de calor en las empresas. El Ministerio de Trabajo enviará esta semana de forma preliminar un total de 137.503 cartas informativas a empresas de sectores con mayor riesgo de este tipo de golpes térmicos, principalmente la construcción y el campo y donde operan alrededor de un millón de trabajadores. La voluntad de la campaña es intensificar los trabajos de prevención para evitar víctimas de golpes de calor durante lo que queda de verano. Según los datos del 2019, en España hubo 247 accidentes de trabajo en todo el año vinculados a los efectos de temperaturas extremas.

La vicepresidenta segunda y titular de Trabajo, Yolanda Díaz, ha comparecido este lunes para presentar la nueva campaña de Inspección. Lo ha hecho recordando el caso de Eleazar Blandón, un temporero que murió el verano pasado en Lorca de un golpe de calor mientras recogía fruta. A Blandón lo cargaron en una furgoneta y lo abandonaron a las puertas de un centro de salud, donde falleció poco después. Díaz pretende sensibilizar a los empresarios de sus obligaciones y a los trabajadores de sus derechos con la presente campaña. "Pido el compromiso de las empresas, [...] por favor, impliquémonos", ha declarado la vicepresidenta segunda.

La campaña consistirá en un envío masivo de cartas informativas a las empresas, recordándoles sus obligaciones en materia de prevención de riesgos laborales. Como por ejemplo la obligación de dotar de ropa de trabajo adecuada contra las quemaduras solares a los trabajadores, así como cremas específicas dependiendo de la exposición. También el deber de la dirección de asegurarse que sus empleados disponen permanentemente de agua o líquidos para hidratarse y de organizar el trabajo de manera que haya pausas cada cierto tiempo y se eviten las horas de mayor temperatura cuando se opera a la intemperie.

La campaña incluye actuaciones específicas en materia de trabajo irregular, para reforzar los controles en aquellos casos en los que los trabajadores carece de las garantías mínimas. Coincide que en sectores como el campo y, en menor medida, la construcción han trascendido previamente casos de trabajadores con condiciones que claramente vulneran los estándares de prevención mínimos. Los inspectores focalizarán también en las empresas de trabajo temporal (ETT) para sus menesteres.

Sanciones de hasta 819.780 euros

Noticias relacionadas

No es que la prevención en materia de temperaturas extremas no estuviera incorporada en las cuestiones que revisan los casi 2.000 inspectores y subinspectores disponibles para velar por las condiciones de más de 19,5 millones de trabajadores en toda España. Pero con esta campaña desde Trabajo pretenden darle especial peso durante el próximo mes. Es por ello que las denuncias recibidas en esta materia recibirán el carácter de urgentes para poder actuar con la mayor celeridad posible sobre las mismas.

Las sanciones para empresas que incumplan sus obligaciones en materia de prevención de riesgos laborales pueden ser tipificadas, dependiendo de sus características, como faltas graves o muy graves. El importe de las infracciones consideradas como graves oscila entre los 2.046 y los 40.985 euros; mientras que las muy graves van de 40.986 hasta 819.780 euros. Los inspectores podrán una o otra sanción dependiendo de cómo de peligrosa sea la situación a la que se exponen los trabajadores, cómo de recurrente sea esta, la gravedad de los daños producidos o el número de personas afectadas, entre muchos otros.