operación compra

Bruselas investiga si la compra de Air Europa por Iberia limita la competencia

  • La Comisión Europea abre una investigación en profundidad y tiene hasta el 5 de noviembre para tomar una decisión

Un avión de Air Europa en una imagen de archivo.  / CATI CLADERA / VIDEO EUROPAPRESS

2
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

La operación de compra de Air Europa por parte de IAG, la sociedad matriz de Iberia o Vueling, no ha superado el primer test ante la Comisión Europea que este martes ha anunciado la apertura de una investigación en profundidad para examinar si la propuesta de adquisición dañará la competencia. "Aunque la situación financiera de muchas compañías aéreas sigue siendo frágil, hay indicios de que la demanda de servicios de transporte aéreo se está recuperando de la crisis del coronavirus. Es importante velar porque la recuperación del sector se produzca en un entorno competitivo que preserve una capacidad de elección suficiente para los viajeros”, ha advertido la vicepresidenta y responsable de competencia, Margrethe Vestager.

Bruselas teme que la operación, que unirá a dos proveedores fundamentales entre España, el resto de Europa y América Latina, reducirá y afectará negativamente a la competencia en las rutas nacionales españolas así como en las rutas internacionales que tienen origen o destino en España, lo que podría dar lugar a precios más elevados y a una menor calidad para los viajeros. La Comisión dispone ahora de noventa días hábiles, hasta el 5 de noviembre, para decidir si autoriza la operación, da luz verde con condiciones o la veta. 

Noticias relacionadas

La apertura de una investigación en profundidad no prejuzga el resultado de la misma. La investigación preliminar, sin embargo, ha puesto de manifiesto que ambas aerolíneas, la primera y tercera en España, compiten directamente por los servicios de transporte aéreo de pasajeros en España, en particular en varias rutas entre Madrid y Estados Unidos y América Latina. Además, también compiten en varias rutas nacionales y de corta distancia, incluidos vuelos de enlace que llevan a Madrid a los pasajeros para que puedan seguir viajando en vuelos de larga distancia hacia Estados Unidos y América Latina.

A la Comisión le preocupa que la operación propuesta pueda reducir significativamente la competencia en 70 pares de ciudades de origen y destino dentro de España y hacia o desde este país, entre las que ambas compañías aéreas ofrecen vuelos directos. Por ejemplo, recuerda Bruselas, en varias rutas, IAG y Air Europa son las dos únicas compañías aéreas que las explotan. La Comisión también teme el efecto de la operación propuesta en las rutas en que otras compañías aéreas dependen de la red nacional y de corta distancia de Air Europa para sus propias operaciones en el aeropuerto de Madrid y en otros varios aeropuertos de la UE. “Sin los vuelos de enlace de Air Europa, varias compañías aéreas podrían decidir suspender sus servicios a destinos internacionales también explotados por IAG, con lo que se reducirían las posibilidades de elección de los viajeros”, alerta la Comisión.