Asociación Española de Banca

La patronal bancaria ve margen para más fusiones y aboga por dar el paso a escala europea

Roldán se muestra en contra del “café para todos” de la restricción generalizada a repartir dividendos 

José María Roldán, presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), en su despacho.

José María Roldán, presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), en su despacho. / José Luis Roca

3
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

La Asociación Española de Banca considera que todavía hay margen para nuevas fusiones bancarias en España y aboga por dar el salto a escala europea. "En España hay cabida para las fusiones. Las grandes entidades españolas son producto de ese proceso de fusiones y, por tanto, es importante seguir en ese camino", ha asegurado su presidente, José María Roldán, en Nueva Economía Forum.

Roldán no descarta "fusiones adicionales entre los jugadores que quedan", aunque considera que "es importante dar el paso a la escala europea donde las entidades españolas tienen la posibilidad de ser grandes jugadores". "Las sinergias no se agotan en España, en la medida que hay fragmentación regulatoria son más difíciles en Europa, pero hay que mantener la idea de participar en la escala europea", ha indicado.

Sin embargo, para Roldán la consolidación transfronteriza se enfrenta al obstáculo de que la unión bancaria está "a medio construir". En este sentido, el presidente de la AEB ha reconocido que la unión bancaria será "víctima" de la pandemia en el corto plazo, debido al mayor impacto que ha tenido en España, por el peso en la economía del sector servicios. "Se necesitaran políticos con coraje y valor que sean capaces de entender que no ha habido un problema de mala gestión ni ético sino una crisis que ha afectado de manera distinta a cada uno de los países europeos. A España ha afectado mas fuerte, no por hacerlo peor sino por tener una mayor exposición al sector servicios", ha señalado.

Por su parte, respecto a las restricciones al reparto de dividendos impuestas por el Banco Central Europeo, Roldán ha considerado que fue una medida "excesiva porque era innecesaria" que fue "el precio a pagar por la mayor flexibilidad regulatoria y supervisora de las entidades". "Lo que tenemos que hacer es ir caso a caso, como siempre se ha hecho, en función de la situación de cada banco. El café para todos no es una buena idea, ni siquiera en un momento tan importante de crisis como el vivido", ha explicado. Además, ha pedido a los supervisores que "despejen las dudas de los mercados" acerca de que esta medida no se volverá a poner en práctica. "Es importante que esta medida que ha sido única en el sector bancario no se volverá a producir", ha añadido.

Banca en la sombra

El representante de las entidades bancarias prevé una "intensa actividad de los reguladores" para regular la denominada "banca en la sombra" en los próximos años al considerar que dos actividades similares con riesgos similares, deben estar sometidas "a una regulación equivalente". "A veces parece que pedimos 'level player field' (mismas reglas de juego) pero el problema también es de estabilidad financiera porque cada vez hay menos actores en el sector bancario que está regulado y más en el no regulado. Eso significa un aumento de los problemas de estabilidad financiera y los reguladores lo saben", ha expresado.

Noticias relacionadas

Remuneraciones

El presidente de la AEB también ha opinado sobre la polémica respecto a los sueldos de los banqueros que ha trascendido después de que las entidades hayan anunciado importantes reducciones de plantilla y que han criticado algunas ministras como Nadia Calviño y Yolanda Díaz. Roldán ha defendido que la remuneración del sector bancario español “no está por encima de otros sectores ni por encima del de otros países europeos” y ha asegurado que los banqueros tienen “una regulación muy detallada en los incentivos que esa remuneración crea para correcta gestión del riesgo”. Roldán ha agregado, además, que la remuneración se aprueba “en juntas de accionistas donde las remuneraciones deben ser discutidas” y ha apuntado que en 2020 “ha habido una enorme moderación de los bonus, no tanto por cómo ha evolucionado el sector, sino por solidaridad con todo lo que ocurrido en la economía”.