Modelo de compensación medioambiental

Róterdam, el referente medioambiental para la ampliación del Aeropuerto de Barcelona

La ampliación del puerto de Róterdam.

La ampliación del puerto de Róterdam.

2
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

El presidente de Aena, Maurici Lucena, tiene un referente medioambiental cuando habla de la ampliación del Aeropuerto de Barcelona. Cierto que no se trata de un aeropuerto, pero sí de una gran infraestructura que se ha convertido en referente mundial del comercio. Se trata del puerto de Róterdam. Situado en Holanda, es el puerto más grande de Europa. Y todo gracias a la visión que a principios del 2000 permitió años más tarde una ampliación del área portuaria en detrimento de una zona protegida. Y ese es el punto de conexión con sus planes para el Aeropuerto de Barcelona. "La ampliación del puerto de Róterdam se justificó de la misma manera que se puede hacer en Barcelona. Por razones de interés general", explicó Lucena en un foro organizado por Esade. El objetivo último, según el presidente de Aena, es que tras la ampliación, "el entorno quede mejor que antes".

Cubriendo una superficie de 105 kilómetros cuadrados, el puerto de Róterdam se extiende a una distancia de 40 kilómetros de la ciudad tras sucesivas ampliaciones desde el siglo XIV. Desde el casco histórico se amplía a través de canales navegables hasta la zona recuperada de Maasvlakte, que se proyecta hacia el mar del Norte, y que es referencia mundial en infraestructuras marítimas. Se estima que para 2035, las inversiones acumuladas realizadas por inversores y operadores portuarios en el puerto de Róterdam alcancen los 10.000 millones de euros.

Zonas mediambientales alternativas equivalentes

En 2004, la construcción del segundo Maasvlakte recibió la aprobación inicial, pero el Consejo de Estado detuvo el proyecto en 2005 porque los planes no tenían suficientemente en cuenta el impacto ambiental. Tras arduas negociaciones, la visión económica y de futuro económico de la zona prevaleció pero a cambio del compromiso de establecer zonas medioambientales alternativas equivalentes. El 10 de octubre de 2006 se consiguió la aprobación para comenzar su construcción en 2008, con el propósito de atracar el primer barco en 2013.

Róterdam se encuentra en una posición estratégica, un punto de confluencia del Rin y el Mosa. Esta situación ha convertido a la ciudad en un nudo de comunicaciones que canaliza el intercambio de mercancías entre Europa y el resto del mundo, mediante enlaces fluviales, de carretera y ferroviarios, y sobre todo, marítimo.

Cuando el tamaño del puerto no parecía suficiente, la zona Maasvlakte II fue la solución. El proyecto consistía en ganar más superficie al mar para nuevas instalaciones y terminales en el puerto. Para ello se construyó un nuevo dique de abrigo de 3,5 kilómetros de longitud que protege al puerto, a sus usuarios y a la propia ciudad.

Noticias relacionadas

Megagrúas automatizadas dominan la zona. Estas instalaciones son una de las mayores obras de ingeniería de Holanda en los últimos años, e incrementaron el tamaño del puerto en unas 2.000 hectáreas, un espacio muy importante y necesario debido al crecimiento del transporte por contenedores. En la primera fase del proyecto de ampliación Maasvlakte II se contemplaban 240 millones de metros cúbicos de arena, 20.000 bloques de hormigón de 43 toneladas cada uno y 7 millones de toneladas de escollera.