AUTOMOCIÓN

Toyota gana un 10% más pese a la pandemia y la escasez de chips

  • Toyota supera el año de la pandemia y de la escasez de semiconductores con unos beneficios de 17.009 millones de euros, un 10,3% más respecto al año anterior

  • En el último trimestre fiscal, la japonesa dobló sus ganancias al registrar un beneficio neto de 5.812 millones de euros en solo tres meses

Toyota gana un 10% más pese a la pandemia y la escasez de chips
Se lee en minutos
Àlex Soler

Toyota cerró el año fiscal 2020-2021 el pasado marzo con un beneficio de 17.009 millones de euros, 2,24 billones de yenes, una cifra que supone un incremento del 10,3% respecto al año fiscal anterior. Ni la pandemia, que provocó la detención de la actividad en prácticamente todos los mercados durante varios períodos el año pasado, ni la escasez de semiconductores, un componente clave en los nuevos vehículos, han evitado que la firma japonesa gane más dinero, aunque el éxito se deba a las importantes medidas de reducción de costes.

De hecho, el pasado ejercicio fiscal, pese a vender un 17% más que en el anterior hasta las 8,95 millones de unidades, Toyota facturó un 8,9% menos hasta un total de 206.171 millones de euros. El beneficio antes de impuestos alcanzó los 22.214 millones de euros, un 5% más, mientras que el beneficio operativo en el total del año cayó un 8,4% hasta los 16.649 millones de euros.

Para este año fiscal, Toyota espera mejorar las cifras del ejercicio 2020-2021 y alcanzar un beneficio neto de 17.424 millones, lo que supondría un incremento del 2,4%, al tiempo que espera facturar 227.272 millones de euros, un 10,2% más, y registrar un beneficio antes de impuestos de 23.560 millones de euros, un 6,1%.

Último trimestre fiscal

En el último trimestre fiscal, entre enero y marzo de este año, Toyota consiguió facturar 57.513 millones de euros, una importante subida del 11% desde los 2.448 millones del mismo período del ejercicio precedente. La mejora de las cifras de ventas en sus principales mercados y los esfuerzos realizados para reducir los costes operativos de la compañía permitieron a la enseña asiática alcanzar un margen operativo del 9%, mejorando desde el 5,2% del año anterior.

Noticias relacionadas

El beneficio operativo de Toyota en el último trimestre fiscal prácticamente se dobló al pasar de los 2.729 millones de euros de los últimos tres meses del año fiscal 2019-2020, hasta los 5.160 millones de euros. Su beneficio neto alcanzó los 5.812 millones euros, una cifra que supone más que doblar la del mismo período del año anterior, 2.448 millones de euros.

Subaru reduce su beneficio a la mitad

Subaru, compañía participada por Toyota al 20%, publicó también sus resultados anuales referentes al ejercicio fiscal 2020-2021. Según confirmó la compañía con sede en Ōta, su beneficio neto se redujo un 49,9% hasta los 581,2 millones de euros, tras ingresar 21.500 millones de euros, un 15,4% menos, y registrar un beneficio operativo de 777,3 millones de euros, un 51,3% menos.

Subaru sí sufrió significativamente la escasez de chips, hecho que le obligó a reducir su producción en 61.000 unidades solo durante el último trimestre fiscal. En total, la japonesa ensambló 809.900 vehículos el año fiscal 2020-2021, una importante caída desde las más de un millón del ejercicio anterior. Subaru espera recuperar la producción este año.

Temas

Toyota