Según Ingebau

Más de un millón de hogares tendrán un recibo de la luz más caro a partir de junio

El día 1 entra en vigor la nueva factura que establece tres periodos horarios y dos potencias

Una usuaria comprueba la lectura del contador y las facturas.

Una usuaria comprueba la lectura del contador y las facturas. / Álvaro Monge

Se lee en minutos

El día 1 de junio se pondrá en marcha una nueva factura de la luz en España. Una modificación que afecta directamente a los 10,7 millones de hogares que están en el mercado regulado, pero que no buscar reducir el precio de la electricidad, según fuentes del Ejecutivo, sino dar "señales" para que el usuario sea más eficiente, así como incentivar el autoconsumo y el coche eléctrico. Esto se traduce en que un consumidor medio verá reducido su recibo en 1,3 euros al mes de media, pero quienes actualmente tienen discriminación horaria (1,2 millones de hogares) tendrán una factura 5 euros de media más cara al mes, según los cálculos de la consultora especializada en energía Ingebau.

"En términos medios los consumidores seguirán pagando lo mismo, pero como cambian los periodos y la estructura de peajes y cargos pueden reaccionar a estos cambios", explican desde el Gobierno. En términos generales, la reforma planteada por el Ejecutivo se basa en cargar más dinero a la energía y menos a la potencia de forma que la parte variable del recibo tiene más peso que la parte fija, además penaliza las horas más caras respecto a las más baratas de forma que algunos usuarios podrán reducir su factura si cambian su consumo.

Así, el nuevo diseño permitirá al consumidor diferenciar entre dos potencias distintas (una para el periodo de más demanda y otra para las horas valle). Esto servirá, por ejemplo, para aquellos consumidores que tengan un coche eléctrico que deseen cargar su coche o moto en su domicilio, pues podrán beneficiarse de contratar una potencia superior por la noche y el fin de semana y mantener su potencia habitual el resto del día, evitando pagar el sobrecoste de esa potencia extra durante todas las horas del día. Si el consumidor no solicita este cambio se le mantendrá la misma potencia que tiene actualmente en ambos periodos.

Noticias relacionadas

Además, los 10,7 millones de consumidores de PVPC tendrán discriminación de precios (punta, llano y valle) en tres periodos de forma que podrán adaptar su consumo. El periodo punta, en el que el coste de los peajes y los cargos será más alto, estará comprendido entre las 10 y las 14 horas y las 18 y 22 horas; el tramo llano, con un coste intermedio, se situará entre las 8 y las 10 horas, las 14 y las 18 horas y entre las 22 y 24 horas; y la tarifa valle, la más barata de las tres, se ubicará entre medianoche y las 8 de la mañana y se aplicará durante todas las horas de los fines de semana y festivos. "Consumir en hora punta será 2,5 veces más caro que en llano y en llano 1,7 veces más caro que en valle", explica Mario Berná, socio de Ingebau. "Hay mucha diferencia entre las horas caras y las horas baratas", añade. 

¿Y qué ocurre con los consumidores que están en el mercado libre? Los 16 millones de usuarios restantes, que tienen una tarifa acordada con la comercializadora, deberán analizar con la empresa el cambio porque puede ser "opaco", según fuentes del Gobierno. Es decir, quizás el consumidor es más eficiente, pero la comercializadora mantiene el mismo precio acordado antes de que entrase esta nueva estructura, por lo que el usuario no se verá beneficiado y la empresa sí. "Lo que les aconsejamos es que miren su factura, términos y condiciones, miren qué termino fijo o variable le repercute la comercializadora en su mercado y comparen cuánto pagaría en PVPC", indican desde el Gobierno. Para ello, la nueva factura de la luz incluirá un código QR con el que el usuario entrará directamente en el comparador de ofertas de la CNMC y podrá analizar cuál será la tarifa que más le conviene según su consumo.