operación

Atlantia estudiará la oferta de ACS por una filial en Italia

El grupo presidido por Florentino Pérez, socio de la italiana en Abertis, valora ASPI en 10.000 millones de euros

Florentino Pérez, presidente de ACS.

Florentino Pérez, presidente de ACS.

Se lee en minutos

La concesionaria italiana Atlantia recibió hoy la manifestación de interés de la española ACS, su socia en Abertis, para hacerse con los activos de su filial "Autostrade per l'Italia" (ASPI), de la que debe deshacerse tras el derrumbe del puente de Génova en 2018.

El consejo de administración de la compañía ha "tomado nota" del interés de la empresa española para hacerse con una participación del capital de ASPI "en consorcio con otros inversores nacionales e internacionales". Para ello, explica en un comunicado, proseguirá el análisis de este proyecto en las próximas reuniones.

Por otro lado, Atlantia comienza a estudiar la oferta vinculante para hacerse con el 88% de ASPI presentada el 31 de marzo por el consorcio entre la pública Cassa Depositi e Prestiti (CDP) con los fondos Blackstone y Macquarie.

La compañía había rechazado en el pasado en tres ocasiones la oferta de CDP, y ahora empezará a estudiar una nueva, que ha sido mejorada, según fuentes conocedoras. ACS ha remitido una carta a Atlantia en la que manifiesta su interés en hacerse con Autostrade y ofrece 10.000 millones de euros (11.877 millones de dólares), según han señalado a EFE fuentes conocedoras del proceso.

Esta semana, el presidente y primer accionista de ACS, Florentino Pérez, ya avanzó sus planes para sentarse con Atlantia y con Abertis a fin de estudiar esta operación, siempre "de acuerdo con los deseos del Gobierno italiano". La oferta de CDP, Blackstone y Macquarie rondaría los 9.000 millones de euros.

Te puede interesar

Atlantia acordó con el Estado italiano en julio del pasado año salir de su filial ASPI para poner fin a una disputa que se remonta a 2018, cuando un puente en Génova se hundió y causó la muerte a 43 personas. El Movimiento 5 Estrellas, que gobierna en Italia desde 2018, ahora en el Ejecutivo de unidad de Mario Draghi, acusó entonces a ASPI de no realizar los controles necesarios y amenazó con retirar las licitaciones.

Atlantia ha insistido en estos meses que no entregará ASPI al Estado, sino que la venderá dentro de un proceso de mercado que genere valor para sus accionistas.