En plena pandemia

Werfen eleva un 15% la facturación hasta los 1.696 millones

La multinacional catalana se ha situado en buena posición en la detección del coronavirus con test de diagnóstico molecular, así como en la monitorización de pacientes durante su tratamiento

Sede de Werfen en L’Hospitalet.

Sede de Werfen en L’Hospitalet. / RUBÉN MORENO

Se lee en minutos

La multinacional catalana Werfen, una de las principales empresas de diagnóstico clínico del mundo, alcanzó el pasado año una facturación de 1.696,4 millones de euros, un 15,2% más que en 2019. Buena parte de este crecimiento se explica por el impacto de la pandemia, ya que Werfen se ha situado en buena posición en la detección de la enfermedad con test de diagnóstico molecular, así como en la monitorización de pacientes durante su tratamiento con sus test de coagulación, para evaluar el riesgo de trombo en los infectados. Werfen también ha producido y distribuido este último año un producto que permite evaluar el nivel de saturación de oxígeno en sangre, con el fin de monitorizar la función respiratoria en pacientes hospitalizados con neumonía y otras patologías del aparato respiratorio.

"A pesar de que ha sido un año complicado para todos, nos sentimos muy orgullosos del esfuerzo realizado por toda la organización, aportando nuestro granito de arena en esta emergencia sanitaria, contribuyendo a agilizar el diagnóstico y monitorización de los pacientes con COVID-19 mediante nuestros sistemas y reactivos en hospitales y laboratorios", ha destacado en un comunicado el presidente del grupo, Marc Rubiralta.

Te puede interesar

La venta de pruebas de biología molecular para la detección de la covid-19 en España y Portugal ha consolidado a Europa Occidental como el principal mercado geográfico para Werfen, al representar un 48 % de la cuota de negocio total. Los otros principales mercados de la compañía son Norteamérica (25 %), Asia-Pacífico (14 %), Europa Oriental, Medio Oriente y África (7 %) y Latinoamérica (6 %).  Werfen invirtió el pasado año 106,2 millones de euros, un 3 % más, en investigación y desarrollo (I+D), y gracias a ello pudo lanzar varias novedades al mercado en las áreas de diagnóstico, autoinmunidad y coagulación.

La empresa ha comenzado a comercializar Acute Care Diagnostics, un sistema avanzado de cuidados críticos diseñado para asistir en el proceso de clasificación y priorización de pacientes de alto riesgo que acuden a urgencias. El crecimiento de la compañía en el último año ha tenido también impacto en la plantilla, que ha crecido un 3 %, hasta los 5.382 empleados en todo el mundo. Werfen opera directamente en una treintena de países, aunque está presente en más de cien a través de distribuidores.