Telecomunicaciones

MásMóvil lanza una opa amistosa de 2.000 millones por Euskaltel

  • El precio supone una prima del 16,5% del cierre del viernes y del 25,1% sobre el precio medio del mes anterior

  • La oferta cuenta con el respaldo de un 52,32% del capital de Euskaltel, correspondiente a los accionistas Zegona, Kutxabank y Alba

  • El Gobierno deberá dar su beneplácito en virtud de la norma 'antiopas' creada durante el estado de alarma

3
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

La concentración en el sector teleco español inicia su marcha. MásMóvil ha lanzado una oferta pública de adquisición (opa) por el 100% de la teleco vasca Euskaltel, según ha informado la operadora a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La oferta de carácter "amistoso y voluntario" se hará en efectivo a un precio de 11,17 euros por cada acción, hasta un importe máximo de 1.995,5 millones de euros por el total de la compañía. Esto supone una prima del 16,5% sobre el precio de cierre del viernes pasado y del 25,1% sobre el precio medio del mes anterior.

La oferta está condicionada a lograr la aceptación de al menos un 75%, así como a obtener la autorización del Consejo de Ministros, ya que durante el pasado estado de alarma el Gobierno dictó una norma que limita el desembarco de compradores foráneos en el capital de compañías estratégicas españolas. MásMóvil es propiedad de los fondos de capital riesgo KKR, Providence y Civen, que se hicieron con el control de la compañía tras lanzar una opa el año pasado por casi 3.000 millones de euros. La oferta cuenta ya con el respaldo imprescindible de un 52,32% del capital social de Euskaltel, ya que, sus principales accionistas, Zegona Limited (por medio de su matriz, Zegona Communications plc), Kutxabank, S.A. y Alba Europe S.à r.l. se han comprometido a aceptar la misma mediante acuerdos irrevocables alcanzados con MásMóvil. Aunque no se trata de una opa de exclusión, MásMóvil ha avanzado que tiene intención de sacar de bolsa a Euskaltel.

Los rumores sobre una fusión o joint venture llevan meses rondando a la compañía dirigida por Meinrad Spenger. Sin embargo, el consejero delegado austríaco siempre ha negado la mayor. "Se habla de joint venture o de fusión y no lo vemos, ni con Vodafone ni con ningún otro actor, al menos de momento, en el mercado español", decía Spenger en una rueda de prensa hace solo una semana. Hace un mes, el dirigente no era tan categórico al negar una operación, pero sí insistía en que en caso de participar "en algún movimiento de transacción corporativa nuestro objetivo es liderar la operación".

Y así ha sido, pero la unión no se ha producido con Vodafone, la candidata que más ha sonado en los últimos meses, sino con Euskaltel, otra de las principales compañías españolas de telecomunicaciones. El grupo vasco ofrece un amplio rango de servicios y soluciones a sus cerca de 840.000 clientes residenciales y de empresa. Sus marcas, Euskaltel en el País Vasco, R en Galicia y Telecable en Asturias, llevan más de 25 años en el mercado y son uno de los operadores de referencia en servicios convergentes de telecomunicaciones en sus respectivos territorios. Además, Euskaltel ha iniciado recientemente su estrategia de expansión nacional a través de la marca Virgin telco.

De salir adelante la operación, el denominado cuarto operador reforzaría su posición y su crecimiento en el mercado de las telecomunicaciones en España. La unión permitirá a la operadora ampliar y complementar su presencia geográfica, así como acelerar las inversiones necesarias a nivel nacional en la red (fibra óptica y 5G) en pleno desarrollo del 5G. La suma de ambas compañías dará lugar a un grupo con cerca de 14 millones de líneas, unos ingresos estimados de aproximadamente 2.700 millones de euros, 26 millones de hogares conectados con fibra, y más de 1.500 empleados.

Noticias relacionadas

Mantenimiento de las marcas

Euskaltel alcanzó un beneficio neto de 79,4 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 28% sobre el resultado de 2019, con unos ingresos récord de 697,1 millones de euros. Su marca Virgin telco cuenta con 71.000 nuevos clientes en siete meses, superando en más de un 50% el objetivo previsto para finales de 2020. MásMóvil prevé mantener esta enseña, así como las marcas Euskaltel, Telecable, R (muy importantes en sus respectivos territorios), y las sociedades Euskaltel y MásMóvil continuarán teniendo su sede social en Euskadi, mientras que RCable y Telecable Telecomunicaciones, mantendrán la suya en Galicia. La compañía de Meinrad Spenger se compromete, además, a mantener el empleo de ambas compañías.