Resultados

El grupo químico Basf factura el 15% menos, aunque anuncia una inversión de 59 millones en España

  • Los malos resultados en su división especializada en el automóvil lastran el balance del grupo de origen alemán

Carles Navarro, director general de Basf Española, y Anne Berg, directora de producción de Basf.

Carles Navarro, director general de Basf Española, y Anne Berg, directora de producción de Basf. / FERRAN NADEU

Se lee en minutos

EFE

El grupo químico alemán BASF generó en 2020 unas ventas en España por valor de 1.078 millones de euros, un 15% menos que el año anterior, y que desde el grupo atribuyen al impacto de la pandemia, especialmente en su división de la automoción. Pese a esa reducción de ventas, el entramado empresarial ha anunciado para este 2021 que llevará a cabo una inversión récord en sus instalaciones de 59,5 millones, que se repartirán entre sus plantas en Tarragona y Guadalajara. La caída del 15 % de los volúmenes de pedidos, gran parte procedente del sector de la automoción, y el incremento de los precios explican la disminución de las ventas, según ha explicado este martes en conferencia de prensa el director general del Grupo BASF en España, Carles Navarro.

De cara a 2021, el directivo se ha mostrado "moderadamente optimista" y confía en que se mantenga la recuperación de ventas iniciada a finales de 2020, lo que haría posible que el grupo "vuelva a la senda del crecimiento". "El 2020 ha sido un año desafiante y eso se refleja en los resultados", ha asegurado Navarro, que ha destacado que, pese a las dificultades por el contexto económico de crisis, el grupo ha conseguido mantener las inversiones programadas y ha decidido inyectar 59,5 millones más en sus instalaciones en España.

Esta cifra de inversión supera la ejecutada en 2020 (56 millones) e incluso la de 2019 y 2018, lo que ha llevado al ejecutivo a calificarla de "histórica". "Si las inversiones son una buena clave del compromiso con el territorio, ya se ve que España es un mercado absolutamente estratégico, donde queremos estar a largo plazo", ha subrayado. La planta de BASF en La Canonja (Tarragona) absorberá el 50% de la inversión para este año, en especial la planta de propileno, que gestiona el grupo químico a través de una 'joint venture', y que será ampliada.

Noticias relacionadas

La compañía realizará las obras de ampliación aprovechando una parada técnica de mantenimiento prevista para este octubre, lo que tendrá un efecto también en la reducción de la producción. Estas instalaciones servirán también de escaparate este 2021 para las primeras pruebas de uso de la red privada de telecomunicaciones 5G en la industria química española y que BASF llevará a cabo en alianza con Cellnex.

El grupo químico alemán tiene previsto asimismo ampliar con 150 nuevos contratados la plantilla de su 'hub' digital en Madrid, que llegará así a los 280 empleados. Las instalaciones de Marchamalo (Guadalajara) recibirán además una parte de la inversión de este 2021, con la que se pretende preparar a la planta de pinturas para acoger más carga de trabajo procedente de Europa. "Pese a ser un año desafiante, hemos resistido mientras luchábamos contra la pandemia y ayudábamos a la sociedad a combatirla. Tenemos un compromiso fuerte con España y vamos a aumentar nuestra inversión aquí. Miramos el futuro con optimismo, ya que confiamos que 2021 sea un año de recuperación de ventas", ha insistido Navarro.