Solo el 36%, abierto

AENA asegura que el 60% de las tiendas y restaurantes aceptan ya la quita del 50% del alquiler

Grupos con establecimientos en los aeropuertos presionan para cambiar los contratos de concesión

Se prevén demandas millonarias para conseguir una quita de los costes por los efectos de la pandemia

El Aeropuerto de Barcelona en plena pandemia. 

El Aeropuerto de Barcelona en plena pandemia.  / Elisenda Pons

Se lee en minutos

AENA asegura que el 60% de los arrendatarios han aceptado ya el acuerdo de rebaja del 50% en el coste de alquiler de los espacios en los aeropuertos españoles. En las terminales aéreas cerradas por falta de tráfico de aviones, el gestor aeroportuario ha suprimido el 100% el coste del alquiler de espacios. Pese a estas medidas, buena parte de los grupos de distribución con tiendas en los aeropuertos españoles siguen presionando para reducir el pago de alquileres de un año 2020 y 2021 en el que el tráfico de pasajeros se desplomó. Como consecuencia de este conflicto, algunos inquilinos van a recurrir a los tribunales en demanda de cantidades millonarias. 

El gestor aeroportuario AENA asegura que el proceso de negociación "ha acabado" y que la propuesta de rebaja de alquiler para los ejercicios 2020 y 2021, "igualitaria" para todos los arrendatarios, ya ha sido aceptada por el 60% de los inquilinos. Actualmente, solo está abierta el 36% de la oferta comercial y de restauración del conjunto de la red de AENA. En el caso del Aeropuerto de Barcelona, con la terminal 2 cerrada por falta de tráfico aéreo, solo hay 14 tiendas abiertas de un total de 84, y un total de 14 bares o restaurantes de un total de 49 establecimientos (21% del total). 

Tras casi un año de negociación, la publicación del Real Decreto Ley 35/2020, de 22 de diciembre, de medidas urgentes de apoyo al sector turístico, la hostelería y el comercio y en materia tributaria dio carta de naturaleza a la propuesta de AENA para aplicar la reducción de los alquileres y causó el bloqueo de otras posibilidades. En principio ninguna de las partes ha propuesto que el entorno aeroportuario se rija por una normativa específica que permita eludir el cierre de establecimientos de más de 400 metros cuadrados o eliminar la restricción de horarios en bares y restaurantes.

Costes de la pandemia

Para AENA "no es aceptable" la pretensión de que sea ella la que asuma los costes de una pandemia que ha afectado las cuentas de todas las compañías y mantiene que "el descuento ofertado permite flexibilidad para ambas partes para superar la situación y afrontar el futuro". "Lo que no es posible es que AENA asuma los costes de la pandemia en su totalidad", añadieron las mismas fuentes. La cuantía de las ayudas ofrecidas por AENA por la rebaja del 50% del coste de alquileres equivale a entre 500 y 700 millones de euros, según cálculos preliminares del operador. Sobre el restablecimiento de la normalidad, en fuentes de AENA reconocen que "no hay nadie que haga planes", aunque las cuentas que la compañía presenta esta semana reflejarán el impacto claro de la pandemia en facturación y beneficios. 

Las empresas que disponen de espacios en los aeropuertos no son pequeños comercios, sino que en su mayoría se trata de grandes compañías participadas muchas de ellas por fondos de inversión y accionistas que han movilizado todos sus esfuerzos para minimizar el impacto de la pandemia en las cuentas. Las concesiones de espacio en las instalaciones gestionadas por AENA se logran por concursos y por plazos de entre tres y cinco años. Una de las firmas que no renovó el contrato con AENA el año pasado fue la cadena Zara de Inditex, por ejemplo. Pero otras enseñas con contratos a más largo plazo se han visto impactadas de lleno por el desplome del tráfico de pasajeros. 

Afectados

El litigio afecta a unas 200 empresas que emplean en torno 12.000 trabajadores y son las firmas más focalizadas en el negocio aeroportuario las que rechazan la propuesta. Son principalmente las firmas de duty free (Dufry), Áreas o SSP. AENA propuso la rebaja del 50% del arriendo hasta septiembre del 2021 y la exención en los meses de restricciones aéreas (del 15 de marzo al 20 de junio). "Nos vamos a tener que entender", opinan en AENA, pero reconocen que a día de hoy dan finalizados los intercambios de propuestas. 

Consenso sindical

Hostelería de España, Marcas de Restauración (asociación empresarial que representa a los principales operadores de la Hostelería en los Aeropuertos) y los sindicatos mayoritarios CCOO y UGT han unido fuerzas para mejorar la oferta de AENA. Aseguran que esperan cambios en la posición negociadora esta semana, con la presentación pública de los resultados del gestor aeroportuario. Según una carta remitida al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la plataforma conjunta asegura que "existe un riesgo real para la viabilidad de la mayoría de estas empresas a muy corto plazo y, en consecuencia, peligra la continuidad de más de 12.000 empleos. En la actualidad, a causa de la pandemia, un 75% de estos empleos están en situación de erte debido a la minoración del 72% del tráfico de pasajeros en el 2020".

Insolvencias

Este colectivo considera que existe una "inminente situación de insolvencia" para muchas de las empresas afectadas que puede costar miles de empleos. El objetivo de este colectivo es establecer calcular las rentas sobre una base variable y una tasa de esfuerzo similar a la que tuvieron en 2019, suprimiendo la rentas mínima anual garantizada y que este modelo de acuerdo no tenga un límite temporal, por la imposibilidad de prever cuando se restablecerán los niveles de tráfico de pasajeros del 2019. 

Te puede interesar

La propuesta

El pasado mes de enero, AENA envió una comunicación imponiendo unas condiciones que establecen una reducción de las Rentas Mínimas Garantizadas claramente insuficiente: 100% en el período de confinamiento estricto, 50% desde el 22 de junio de 2020 hasta el 8 de septiembre de 2021, y el cobro íntegro de estas Rentas Mínimas Garantizadas a partir del 9 de septiembre 2021. Pero el tráfico aéreo no parece que vaya a recuperarse hasta el 2024 en las previsiones más optimistas. El colectivo de inquilinos afectados calcula que el importe de las rentas facturadas en el periodo marzo-diciembre puede llegar a ser hasta siete veces superior al nivel de las ventas de ese mismo periodo y en el caso de aceptarse las condiciones sería más de 3 veces superior.