2.000 euros por trabajador

22.725 pequeñas empresas en erte recibirán la nueva ayuda de hasta 30.000 euros de la Generalitat

  • El Departament d'Empresa no agota el fondo de 208 habilitado y abonará subvenciones por valor de 178 millones de euros

  • Las compañías que reciban este subvención tienen vetado el despido durante un año, bajo pena de retornar el importe íntegro

22.725 pequeñas empresas en erte recibirán la nueva ayuda de hasta 30.000 euros de la Generalitat
Se lee en minutos

Un total de 22.725 pequeñas empresas en erte han solicitado la nueva ayuda de hasta 30.000 euros habilitada por el Govern para minimizar los efectos económicos de la pandemia. Este es el balance que ha hecho el Departament d'Empresa, tras cerrar este lunes al mediodía el canal telemático desde donde solicitar esta subvención. La 'conselleria' dirigida por Ramon Tremosa abonará, "en las próximas semanas", un total de 178,9 millones de euros entre esas 22.725 compañías solicitantes, a expensas de revisar posteriormente posibles inscripciones que no cumplan con la información que la empresa ha declarado previamente. En cuyo caso, a dichas empresas se les exigirá la devolución del dinero recibido.

El Departament d'Empresa ha clausurado la petición de ayudas este lunes, tal como estaba programado, y finalmente no ha agotado todo el presupuesto disponible. La Generalitat apartó 208 millones de euros para costear este fondo y finalmente Empresa distribuirá 178,9 millones de euros. Es decir, quedan cerca de 30 millones sin usar. La subvención estaba destinada a compañías con un erte en activo, una plantilla no superior a 50 trabajadores y no más de 10 millones de euros de facturación anual. Y la Generalitat ofrecía para estas un pago de 2.000 euros por trabajador en erte, hasta un tope de 30.000 euros. El 'ticket' medio de la subvención ha quedado en 7.873,8 euros.

Veto al despido

Uno de los principales requisitos de la ayuda habilitada por la Generalitat es la obligación de mantenimiento del empleo para las empresas beneficiadas. Aquellas firmas que recepcionen esta subvención deben comprometerse a no efectuar despidos -a excepción de los disciplinarios- en un periodo de un año. Es decir, deben tener la misma plantilla el 31 de diciembre del 2020 que el 31 de diciembre del 2021.

Te puede interesar

En caso contrario, el Departament d'Empresa reclamará el retorno del importe íntegro de la subvención (no solo de los 2.000 euros recibidos por el trabajador cesado), más los intereses de demora correspondientes. Este punto generó fuerte rechazo entre las patronales, que vieron en este requisito un lastre para su futura viabilidad.

La 'conselleria' dirigida por Tremosa se ha comprometido a efectuar los pagos "en las próximas semanas". Los solicitantes podrán consultar si se les ha otorgado la subvención mediante el tablero electrónico de la Generalitat. Estas ayudas son compatibles y se pueden acumular con otras subvenciones o ayudas públicas ya emitidas.

Temas

Empresas ERTE