Plan de choque

El Govern moviliza 618 millones de euros para dar ayudas a afectados por erte, pymes y autónomos

  • El Ejecutivo catalán activa un plan de choque para el primer trimestre del 2021, con un volumen de inversión similar a los 867 millones de euros distribuidos en ayudas directas durante el 2020

  • Parte de los trabajadores en erte podrán percibir un complemento de 200 euros durante tres meses

  • Unos 140.000 autónomos cobrarán un pago único de 2.000 euros

  • Las pymes de menos de 50 trabajadores y con un erte en vigor cobrarán un pago único de 2.000 euros por empleado suspendido

Pere Aragonés en rueda de prensa 

Pere Aragonés en rueda de prensa 

Se lee en minutos

El Govern ha anunciado una inyección de 618 millones de euros para distribuir ayudas directas para trabajadores afectados por erte, autónomos y pymes especialmente afectadas por los cierres. Así lo ha anunciado este lunes el 'vicepresident' del Govern, Pere Aragonès, en una rueda de prensa en la que ha dado cuenta de una movilización "extraordinaria" de recursos que se irán materializando a lo largo del primer trimestre de este año. El importe avanzado este lunes por el Ejecutivo catalán para los tres primeros meses del 2021 será ligeramente inferior a los 867 millones de euros activados en ayudas directas durante todo el pasado 2020.

El Govern sale al paso de las demandas que desde hace semanas le llegan desde los agentes sociales para apurar el déficit y poner más recursos encima de la mesa para los colectivos más afectados. En plena polémica por el aplazamiento (de momento fallido) de las elecciones catalanas, el Govern en funciones saca la chequera y moviliza 618 millones de euros. Un desembolso sin precedentes hasta ahora, pues las medidas que ha ido anunciado el Ejecutivo catalán han sido a cuenta gotas y reaccionando a las nuevas restricciones que la evolución epidemiológica les ha obligado a ir adaptando. De hecho, el Govern todavía no ha comenzado a distribuir todas las últimas transferencias anunciadas tras las restricciones pos navidades.

Trabajadores afectados por un erte y que perciban bajos ingresos, autónomos con sonoras caídas de facturación y pymes muy tocadas por los cierres y las limitaciones de actividad son los colectivos beneficiarios de las nuevas ayudas. El discurso de Aragonès para explicar las medidas ha estado cargado de reproches hacia el Gobierno central, presentando a la Generalitat como garante de unas ayudas que deberían haber llegado desde las cuentas estatales. El 'vicepresident' ha decidido apurar los márgenes de déficit público que le permiten desde Madrid y ha sacado recursos de donde hasta ahora no habían salido con esa magnitud.

Afectados por un erte

Diez meses después de que Pedro Sánchez declarara el primer estado de alarma y las empresas españolas acudieran en masa a registrar ertes ante la autoridad laboral, el Govern ha decidido activar una ayuda para los trabajadores afectados. Concretamente para aquellos que acumulan un periodo más sostenido en suspensión y perciben salarios bajos, lo que les ha o está suponiendo una pérdida de poder adquisitivo continuada.

La ayuda anunciada será de 200 euros mensuales durante tres meses y el Govern todavía no tiene cerrada una previsión de a cuántos trabajadores prevé acabar dando cobertura. Pues durante los próximos días cerrará con los agentes sociales los detalles de esta medida. Y, para costearla, de los 618 millones anunciados, unos 105 millones irán para estos subsidios. Lo que deja margen para cubrir a 175.000 personas, aproximadamente todos los trabajadores actualmente en erte en Catalunya. Además, se habilitan otros 25 millones para formación y reciclaje profesional de personas en erte.

Empresas de menos de 50 trabajadores

El plan de choque de la administración catalana también contempla ayudas para pymes de menos de 50 trabajadores que tengan registrado un erte. Estas podrán percibir un pago de 2.000 euros por cada trabajador en erte. Siempre que no facturen anualmente más de 10 millones de euros y cada empresa no podrá percibir más de 30.000 euros en total por esta ayuda. Tampoco podrá acometer despidos durante un año. De hacerlo, deberá devolver todas las ayudas recibidas de esta partida.

El subsidio anunciado está condicionado a la obligación de mantener el empleo, pretende llegar a 104.000 trabajadores en erte y para costearla la Generalitat habilita 208 millones de euros. "Nos gustaría poner más recursos", ha afirmado el 'conseller' de Empresa, Ramon Tremosa, que ha lamentado la "falta" de capacidad de recaudación de su gobierno autonómico.

Autónomos, con caídas de facturación

Te puede interesar

El Govern reactivará el censo habilitado para trabajadores autónomos con bajos ingresos que abrió el pasado diciembre. Esa última batería de ayudas benefició a 132.000 personas, con un subsidio de 2.000 euros por persona. Las nuevas ayudas se vehicularán a través de ese censo, es decir, los autónomos deberán volver a inscribirse y volver a dar sus datos para ver si cumplen con los requisitos fijados: tener una base imponible de IRPF en el 2019 igual o inferior a 35.000 euros, y tener un rendimiento neto durante el 2020 igual o inferior a 17.500 euros.

La ayuda se prorrogará en similares condiciones, con un presupuesto de 280 millones de euros para dar ayudas individuales y de pago único de 2.000 euros. El público objetivo será de 140.000 trabajadores por cuenta propia, según ha detallado el 'conseller' de Treball, Chakir El Homrani.

Temas

Empleo