Consejo de Ministros

El Gobierno aprueba el plan de rescate al turismo y a la hostelería sin ayudas directas

  • El Gobierno obligará a rebajar el alquiler a los grandes propietarios y dejará voluntario que lo hagan los pequeños
  • Incluye incentivos fiscales y aplazamiento de impuestos, así como un nuevo tramo de avales del ICO específico
  • "Esta es la forma que tiene el Gobierno de España de dar ayudas directas", ha defendido María Jesús Montero
La ministra portavoz y de Hacienda  Maria Jesus Montero  comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en Moncloa  Madrid (Espana)  a 22 de diciembre de 2020  El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el decreto de prohibicion de los desahucios sin solucion habitacional  que incluira la prohibicion de los cortes de suministros basicos (luz  agua y calefaccion)  asi como un plan de apoyo al sector Horeca (hosteleria  restauracion y cafeterias) y del comercio   22 DICIEMBRE 2020 DESAHUCIOS ALQUILER HIPOTECA COVID-19 CORONAVIRUS GOBIERNO PSOE  EUROPA PRESS M FERNANDEZ  POOL  22 12 2020

La ministra portavoz y de Hacienda Maria Jesus Montero comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en Moncloa Madrid (Espana) a 22 de diciembre de 2020 El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el decreto de prohibicion de los desahucios sin solucion habitacional que incluira la prohibicion de los cortes de suministros basicos (luz agua y calefaccion) asi como un plan de apoyo al sector Horeca (hosteleria restauracion y cafeterias) y del comercio 22 DICIEMBRE 2020 DESAHUCIOS ALQUILER HIPOTECA COVID-19 CORONAVIRUS GOBIERNO PSOE EUROPA PRESS M FERNANDEZ POOL 22 12 2020 / EUROPA PRESS M FERNANDEZ POOL

Se lee en minutos

El Consejo de Ministros aprobó ayer el ansiado plan de rescate para el turismo, la hostelería y el comercio con una gran ausencia, la de las ayudas directas, que tanto ha pedido el sector. En su lugar: rebajas en el alquiler de los locales, una nueva partida de créditos ICO, moratorias de impuestos o el aplazamiento en el pago de las cotizaciones.

Medidas todas ellas muy reclamadas, pero "insuficientes" para los potenciales receptores ante la inexistencia de inyecciones de dinero, como ha ocurrido en otros países como Francia y Alemania. "Esta es la forma de expresar las ayudas directas que tiene el Gobierno de España, una administración que no tiene una proximidad que permita dar un cheque a miles de negocios distribuidos por toda la geografía (...) El cheque lo hacemos llegar con exenciones, reducciones en la cuota a la Seguridad Social o exenciones de pago de tributos o la renta del arrendador", ha defendido la ministra portavoz y titular de Hacienda, María Jesús Montero.

Ella ha sido la encargada de desgranar el paquete de medidas en la rueda de prensa posterior a la reunión de los ministros ante la ausencia de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que se encuentra en cuarentena tras el contacto estrecho con un caso covid-19. En un encuentro posterior con medios de comunicación, Maroto añadió que el próximo lunes 28 mantendrá una reunión con comunidades autónomas en el que podrían surgir medidas adicionales de carácter regional. Desde la patronal de hostelería (Hostelería de España) hasta la del pequeño comercio (Confederación Española de Comercio) han lamentado que el plan no haya sido más ambicioso. "Echamos de menos medidas más específicas para un sector que es el más afectado por la crisis", han criticado las agencias de viajes (Confederación Española de Agencias de Viajes).

El plan del Gobierno tiene un coste estimado en 4.220 millones de euros, según el Ejecutivo. Sin embargo, la mayor parte de este dinero corresponde a mecanismos de financiación y la única gran partida de ayudas propiamente dichas es el aumento de la reducción en la tributación por módulos del IRPF del 5% al 20% con carácter general y hasta el 35% en el canal HORECA (hoteles, restaurantes y cafeterías) para el cuarto pago fraccionado de 2020 y para el primer pago de 2021, estimado en 117 millones. 

Además, se permitirá aplazar seis meses el pago de impuestos del primer trimestre para pymes y autónomos con tres meses de carencia hasta un máximo de 30.000 euros (2.600 millones de euros) y se crea una nueva línea de créditos ICO específica para pymes y autónomos del sector turístico, hostelería y "actividades anexas" con una garantía del 90% (500 millones). También, el aplazamiento de las cotizaciones a la Seguridad Social para empresas de estos sectores (205 millones). Y la introducción de cuatro nuevas actividades (comercio al por mayor de bebida, a los restaurantes y puestos comida, establecimientos de bebidas; actividades en el jardín botánico, parques zoológicos o reservas naturales) en la categoría de sector ‘hiperprotegido’ y las correspondientes exoneraciones de las cotizaciones que se devengarían en diciembre y enero de sus trabajadores (289,58 millones). Las empresas dentro de estos sectores se podrán aplicar bonificaciones del 50% de las cuotas a la Seguridad Social para los llamados contratos fijos discontinuos de abril a octubre del año 2021 (73 millones de euros).

La medida estrella, sin coste estimado para las arcas públicas, pasa por aliviar el gasto en alquileres con una rebaja obligatoria en el caso de que pertenezcan a grandes tenedores, como ya se había anunciado. Es decir, aquellos propietarios de más de 10 inmuebles disponen de siete días para decidir si optan por reducir en un 50% la renta o realizar una moratoria en el pago mientras dure el estado de alarma y sus prórrogas. Si no eligen ninguna de estas opciones, será el arrendatario quien elija una de ellas. Esta medida beneficia principalmente a los establecimientos comerciales (con 157.000 potenciales beneficiarios) y no a la hostelería, donde solo alcanzaría a 33.000 locales, según el Ejecutivo.

En el caso de que el propietario del local sea una persona física con menos de 10 viviendas la rebaja será opcional, aunque el Gobierno establece un incentivo fiscal para fomentarla. En los meses de enero, febrero y marzo, el tenedor podrá deducirse del IRPF esa rebaja que haga en el precio del alquiler. Es decir, el propietario de un local alquilado por 1.000 euros mensuales a un establecimiento relacionado con el turismo, la hostelería o el comercio puede rebajar el precio a 400 euros y aplicarse como gasto deducible en IRPF los 600 euros restantes; si perdona el alquiler al completo, el gasto que se podrá deducir será de los 1000 euros. El Gobierno estima que se podrán acoger hasta 323.701 arrendadores, sin especificar el sector concreto, con un gasto para el Ejecutivo de 324 millones de euros.

Otras medidas

Te puede interesar

Se permitirá a las agencias de viaje y operadores turísticos utilizar la financiación avalada por el ICO para la devolución de las reservas de viaje y se "propone" la creación de una Sociedad de Garantía Recíproca de carácter exclusivamente turístico que tiene como finalidad "facilitar el acceso a la financiación mediante garantías". También se reducirá el número de períodos impositivos afectados por la renuncia al método de estimación objetiva en el IRPF; la exención fiscal para los vales de comida se podrá aplicar también en los pedidos a domicilio; la deducibilidad de pérdidas por deterioro de los créditos derivadas de las posibles insolvencias de deudores y la reducción del plazo que las cantidades adeudadas por los arrendatarios tengan la consideración de saldo de dudoso cobro.

Por último, se flexibilizan los requisitos para el mantenimiento de los incentivos regionales (afecta al sector hotelero al darles más tiempo), se amplía la moratoria para presentar concursos de acreedores hasta el 14 de marzo de 2021 y se establece un régimen transitorio para las zonas de gran afluencia turística en 2021 al aplicar la media de turistas que llegaron a esas zonas en los tres años anteriores -Maroto ha anunciado que se destinarán 100 millones de euros de los fondos europeos para impulsar estas zonas--. "Se trata de proporcionar ayudas y recursos para aliviar los costes fijos de las empresa y facilitar la liquidez para que las empresas no tengan dificultades añadidas y los trabajadores puedan cobrar la nómina", ha resumido al final de su intervención Montero.