ayuda de 430 euros

El Gobierno destina 115 millones para ayudas a trabajadores de la cultura sin ingresos

Un trabajador del Teatre Aquitania de Barcelona corriendo el telón ante el cierre de locales culturales decretado por la Generalitat ante la covid.

Un trabajador del Teatre Aquitania de Barcelona corriendo el telón ante el cierre de locales culturales decretado por la Generalitat ante la covid. / periodico

Gabriel Ubieto

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El Ministerio de Trabajo llevará al Consejo de Ministros del próximo martes un subsidio extraordinario para trabajadores del sector cultural que estén sin empleo y que hayan agotado toda prestación. La medida preparada desde el departamento liderado por Yolanda Díaz contempla un pago de 430 euros durante un periodo de tres meses para ofrecer un salvavidas temporal ante la actual crisis que atraviesa el sector debido a la pandemia.

El Ejecutivo también pretende prorrogar hasta el 31 de enero del 2021 la prestación por desempleo extraordinaria ya vigente para los artistas de espectáculos públicos, de 735 euros mensuales, tal como ha podido confirmar EL PERIÓDICO de fuentes próximas al Gobierno. Para ello ha habilitado una partida presupuestaria de cerca de 115 millones de euros, entre ambas ayudas.

Trabajo mueve ficha para añadir a los operarios, montadores, instaladores u otros perfiles de corte técnico o auxiliar del teatro o las salas de cine, entre otros, al blindaje habilitado para artistas de los espectáculos públicos. Estos 'actores secundarios' que operan entre bambalinas en los espectáculos no están en muchos casos cubiertos actualmente por mecanismos como los ertes o tampoco tienen disponibilidad (o actividad) para poder ejercer como trabajadores autónomos. La nueva ayuda podrá ser compatible, con limitaciones, para aquellos que tengan cierta actividad, pero siempre dentro de una jornada parcial y es incompatible con un contrato de jornada a tiempo completo. 

El importe a percibir será el equivalente al 80% del Iprem, sobre el que todavía no rige la revisión al alza del 5% contemplada en el nuevo proyecto de Presupuestos Generales del Estado presentado recientemente. Lo que viene a ser 430 euros, que en el caso de aquellos posibles receptores con un contrato a tiempo parcial se les descontará la parte proporcional al tiempo trabajado. El pago se abonará a través del SEPE durante un periodo de tres meses y no podrá renovarse. 

Para poder acceder al mismo, el potencial beneficiario deberá poder acreditar no estar percibiendo otra ayuda pública y haber cotizado desde el 1 de agosto del 2019 un periodo mínimo de 35 días. Y deberá solicitarlo en un plazo de 15 días una vez entre en vigor el decreto que pretende aprobar mañana Trabajo vía Consejo de Ministros. La partida concreta para los auxiliares rondará los 15 millones de euros y su cobertura a nivel de beneficiarios se ajustará a dicho presupuesto.

550.000 parados pendientes de subsidio

El departamento dirigido por Yolanda Díaz tira adelante este subsidio mientras tiene pendiente aprobar otro de similares características, pero enfocado a todos aquellos parados, sean del gremio que sean, que hubieran agotado la prestación durante los meses del primer confinamiento. Una ayuda que ha sido negociada con la patronal y los sindicatos y que está pendiente de recabar el consenso suficiente en el seno del Gobierno para ser aprobada. 

Esta medida todavía por implementarse se cerró técnicamente con los agentes sociales a finales de julio y tenía por objetivo llegar a 550.000 parados sin ingresos. Para ellos pretendía disponer de un pago de 430 euros durante tres meses, la misma estructura que el subisidio para técnicos del sector cultural que Trabajo llevará al Consejo de Ministros de este martes.