28 nov 2020

Ir a contenido

En Catalunya

La escalada de ERE frena en septiembre, con solo nuevos 191 despidos

La inercia de los últimos meses deja un balance de 4.684 afectados por un cese colectivo en Catalunya

Gabriel Ubieto

Un bar de Sabadell cerrado el marzo pasado por el covid-19, 2020

Un bar de Sabadell cerrado el marzo pasado por el covid-19, 2020 / Anna Mas

La escalada de expedientes de regulación de empleo (ERE) ha experimentado un frenazo en seco este septiembre, registrando un total de 191 despidos en Catalunya. El escaso volumen de ceses en el noveno mes del año no tapa, sin embargo, la inercia de este 2020. Y es que en lo que va de ejercicio, de enero a septiembre, los afectados por un ere en Catalunya ascienden a 4.684 personas; el 39,3% más que en el mismo periodo del año anterior. Así lo constatan los datos actualizados este jueves por el Departament de Treball de la Generalitat.

La expectativa y seguridad generada por la cuarta prórroga de los ertes de la covid, que asegura ayudas a las empresas que opten por la suspensión, no por la extinción, ha contribuido a frenar la escalada de despidos colectivos. El frenazo es significativo, pues si en septiembre se registraron 191 despedidos, en agosto fueron 1.240 los cesados. Al Departament de Treball no han entrado nuevos expedientes de peso, que se sumen a los de Acciona, Bosch, Saint Gobain, Comdata, Aludyne Automotive o Abertis; entre otros.

El discreto registro de septiembre, no obstante, no arregla el balance de un año que será el peor a nivel de eres desde el 2013. Pues esa cifra de 4.684 afectados por un despido colectivo ya es la más alta, a tres meses de acabar el año, de los últimos siete años. No se experimentaba un torrente de eres así desde la última crisis financiera. Concretamente desde la reforma laboral del PP, en el 2012, que facilitó a las empresas recurrir a los expedientes de extinción. 

Los territorios que están siendo más castigados por la escalada de eres este año son el Barcelonés (2.549 despidos), el Vallès Occidental (689 despidos), el Berguedà (248 despidos) y el Baix Llobregat (238 despidos). Y, por sectores, el que más está sufriendo es el del sector servicios, que a su vez es el que mayor peso tiene en la economía. En los nueve primeros meses acumula el 65% de los despidos, seguido por la industria, con el 23%.