TECNOLOGÍA

El móvil gana peso como instrumento de control hotelero

James&Rita comercializa un sistema de gestión de establecimentos mediante teléfonos móviles y que permite que el cliente abra la puerta con su terminal sin pasar por recepción

La dirección del hotel utiliza el sistema para la detección temprana de fallos en el servicio antes de que puedan llegar a las redes sociales

La app de gestión hotelera de James&Rita. 

La app de gestión hotelera de James&Rita. 

Se lee en minutos

La pandemia ha dado alas en los últimos tiempos a aquellos productos y servicios dirigidos a la desintermediación interpersonal. Lo que antes de la pandemia era instrumento de productividad y eficiencia, en la actualidad puede ser un elemento de diferenciación de alto nivel con respecto a la competencia. Es lo que ocurre con la iniciativa de James&Rita, que con marca que suena posmoderna afronta el poscovid con una solución tecnológica oportuna para el sector hotelero, tanto para los viajeros como para los responsables de los establecimientos. 

James & Rita es la iniciativa de un equipo basado en Barcelona que ha llevado casi tres años y un millón de euros de inversión. Con capital 100% español, el objetivo ha sido cubrir el hueco del salto tecnológico en un sector de menor digitalización de lo necesario. La idea es acelerar la transformación digital de un sector turístico que ha cambiado más bien poco en los últimos años y requiere una inyección de tecnología y mejoras de gestión.

El objetivo es que esa transformación se produzca sin traumas más allá de las mascarillas y que tecnológicamente permita una transición suave. Los ingresos recurrentes y la fidelización de las cadenas resulta clave para esta empresa. Más de 70 hoteles en España ya han instalado el sistema, más de 5.000 camas. El objetivo es que 120 hoteles ya utilicen el sistema a final de año, con un coste para el hotel del orden de dos euros por habitación al mes.

La facturación de James & Rita podría situarse a final de año en torno al millón de euros.   En estos meses también se está dando especial énfasis a la expansión internacional, cerrando acuerdos de distribución en Costa Rica, Argentina, Chile, Emiratos y Dubái. 

Reservas sin pasar por recepción

La idea es introducir mejoras tecnológicas de fácil implementación informática y gracias a la utilización intensiva de una herramienta omnipresente como el teléfono móvil. Una app, conexión a los datos del hotel y poco más. La aplicación permite a los clientes solicitar y gestionar sus reservas hoteleras y hasta abrir la puesta de la habitación sin pasar por la recepción. Pedir la cena directamente al restaurante y saber en todo momento cuánto tardará lo encargado, sin intermediarios. 

James & Rita asegura que han dado en el clavo con su aplicación para optimizar los recursos de los departamentos de recepción, conserjería, restauración, limpieza y mantenimiento. También acortar los tiempos de respuesta ante pedidos e incidencias ya que la conexión entre la aplicación del huésped y las herramientas de gestión es total, ofreciendo respuestas en tiempo real y mejorando así la satisfacción del cliente. 

Para el huésped, el uso de la aplicación permite realizar el check-in desde el teléfono, usar el dispositivo móvil como la llave de la habitación, acceder a los datos necesarios para conectarse a la red WIFI de una forma mucho más sencilla, poder seleccionar el contenido del mini bar antes de su llegada o solicitar su contenido en función de sus gustos, reservar mesa en los restaurantes del establecimiento o pedir un room service, solicitar los servicios de lavandería, reportar cualquier avería técnica a través del apartado de incidencias, tener acceso virtual al servicio de conserjería para la recogida de maletas, pedir su vehículo o solicitar un taxi...

Herramienta para eludir críticas en las redes sociales

Aseguran que no se trata de eliminar personal del hotel sino de mejorar el servicio de los establecimientos por todos los medios. Las nuevas plataformas de contratación y las redes sociales han ganado relevancia a la hora de canalizar las opiniones de los clientes y una mala opinión puede destrozar la imagen de cualquier establecimiento. Una de las grandes dificultades de los hoteles es detectar qué es lo que funciona mal y causa el rechazo del público o una mala opinión explícita en las redes sociales. Una opinión vertida directamente en la app permite solucionar un problema sin airearlo públicamente y solucionarlo de manera rápida, sin que quede oculto por la propia estructura o el personal del hotel. La dirección puede supervisar directamente la situación. 

Te puede interesar

James & Rita asegura que su solución, ademas de abrir puertas de la habitación con el móvil "permite tomar decisiones operativas mucho más efectivas pues el hotel no solo puede reaccionar de inmediato antes posibles incidencias y por tanto, también ante el descontento del cliente, sino que puede disponer de información muy específica sobre el comportamiento de los departamentos algo que ahora no sucede". 

La propuesta al sector hotelero se basa en una licencia a la que se accede mediante una suscripción del 'software' como un servicio, sin coste de adquisición. El hotel solo ha de asegurar que sus empleados disponen de un dispositivo móvil con acceso a internet. James & Rita ofrece atención los 365 días del año, 24 horas al día, y pone a disposición de los usuarios una app que se pueden descargar gratuitamente de las principales plataformas de aplicaciones. James & Rita no tratará ni almacenará información personal de los usuarios.