23 sep 2020

Ir a contenido

fraude fiscal

La Hacienda catalana 'caza' 38 cambios ficticios de residencia

Las actuaciones desembocaron en liquidaciones por un importe total de 31 millones

La ATC prevé publicar el 21 de septiembre la lista de deudores del fisco catalán

Agustí Sala

La Hacienda catalana 'caza' 38 cambios ficticios de residencia

Generalitat de Catalunya

La Agència Tributària de Catalunya (ATC) practicó el año pasado un total de 38 liquidaciones a contribuyentes por cambios de residencia ficticios para rebajar la factura fiscal que sumaron un importe de 31 millones de euros. Estas comprobaciones se realizan en colaboración con la Agencia Tributaria estatal. 

De esta cantidad, 22 fueron por deslocalizaciones en el extranjero, por importe de 28,7 millones de euros; y 18 al resto de autonomías, por 2,08 millones. En todo caso, las actuaciones se centraron en contribuyentes que habían presentado una declaración con una base imponible "considerable" y que posteriormente cambian de domicilio, según el informe de la hacienda catalana. La ATC prevé publicar el próximo 21 de septiembre la lista de deudores del fisco catalán.    

Aunque el número de actuaciones en esta línea es inferior al del 2018 (46, de las que 20 en el extranjero y 26 en el resto de España), el importe total es mayor, ya que entonces fueron 23,5 millones lo que se reclamaron a los contribuyentes que presuntamente deslocalizaron su residencia para pagar menos impuestos.

En relación al control de bienes en otros países se practicaron 18 liquidaciones por 12 millones de euros, también en colaboración con la hacienda estatal.

En total, la ATC afloró el año pasado un total de 203,7 millones de euros que evadían el pago de impuesto propios y cedidos. Esta cifra, que supone un récord desde que se puso en marcha el plan de prevención contra el fraude en el 2015, supuso un aumento del 11,1% respecto al 2018. 

En total, las actuaciones de control efectuadas por la ATC  han aflorado 944,24 millones de euros en los úlitmos cinco años, según los resultados del informe del primer año de vigencia del plan 2019-2022.

En el impuesto de sucesiones y donaciones es en el que más dinero se descubrió, con un total de 75,3 millones, un 37% del total. Le siguió el impuesto de patrimonio, con 64,3 millones, un 32% del total. El tercero fue el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, con 57,6 millones descubiertos, un 28% del total. El resto de tributos significaron el 3% del total, con un importe de 6,5 millones de euros.

El área de inspección, con 107 millones, fue la que más recursos descubrió, seguida de la de gestión, con 79,2 millones, y la de recaudación, con 17,5 millones.

El plan de prevención en vigor se aprobado por la ATC en el primer trimester del año pasado. Consta de 75 medidas, de las que 57 se pusieron en marcha en el 2019. Del balance efectuado destaca el incrmeto del 55% respecto del año anterior de las visitas de los ciudadanos a los espacios de la sede electrónica dedicaos a la prevención y reducción del frude fiscal.

El número de denuncias tributarias presentadas el año pasado alcanzó un aumento del 78,51%, hasta 216. La ATC destaca el aumento de las denominadas “autoliquidaciones inducidas”, que son aquellas que se producen como consecuencia de actuaciones de comprobación y requerimientos. El año pasado se presentaron 5.034 autoliquidaciones de este tipo por un importe de 11,85 millones de euros, frente a las 3.635, por importe de 9,82 millones de euros, presentadas en el 2018, lo que supone un alza del 38,49% y del 20,67% en el importe.