10 ago 2020

Ir a contenido

reclamación

La Cambra cifra en 3.100 millones el déficit de inversión del Estado en Catalunya

La entidad destaca que la diferencia negativa con respecto a Madrid se concentra en las inversiones no relacionadas con las infraestructuras

Max Jiménez Botías

El presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Joan Canadell.

El presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Joan Canadell. / Europa Press

Catalunya recibió solo el 55,4% de la inversión estatal que le correspondería entre 2015 y 2019, lo que supone un déficit inversor de 3.102 millones de euros, ya que en este periodo se invirtieron 3.849 de los 6.951 millones que le corresponderían, según la Cambra de Comerç de Barcelona. Así lo han explicado este jueves en rueda de prensa su presidente, Joan Canadell, y el director del Gabinete de Estudios del ente cameral, Joan Ramon Rovira, en la que también han presentado el balance económico trimestral de la institución.

Catalunya ha recibido en los últimos cinco años entre un 8,4% y un 13,2% de la inversión total regionalizada, mientras que Madrid ha recibido entre el 12,5% y el 16,5%, ha explicado Rovira. En concreto, recibió 3.849 de los 36.463 millones de euros de inversiones regionalizadas en el periodo 2015-2019, y de estos 3.236 se destinaron a infraestructuras y 613 a otras inversiones.

La Cámara de Barcelona también ha constatado que dos tercios de la inversión regionalizadada ejecutada por el Estado se destinan a infraestructuras, ya que de los 36.463 millones invertidos, un 66,3% se destina a infraestructuras y el resto, un 33,7%, a otras inversiones. Y destaca que el mayor déficit de inversión se concentra en este apartado, ya que Catalunya recibe más inversiones públicas en infraestructuras que Madrid en valores totales liquidados, como porcentajes del PIB y por habitante, pero se sitúa "muy por debajo" en estos tres conceptos en comparación con el resto de comunidades en su conjunto.

Más allá de las infraestructuras de transporte

Además, en los últimos cinco años, menos del 14% de las inversiones del Estado en Catalunya se han destinado a conceptos que no son infraestructuras, mientras que en Madrid este porcentaje ha sido entre un 49,4% y un 61,3%: "El problema está en las inversiones que no son infraestructuras de transporte", ha señalado Canadell. Estas inversiones son las que realizan ministerios, organismos adscritos a la Administración y empresas públicas, que en su mayor parte se concentran en Madrid

Estas inversiones han supuesto solo entre el 0,01% y el 0,05% del PIB catalán en este periodo, mientras que en Madrid se han situado entre el 0,24% y el 0,3%, y en la media del resto de comunidades autónomas de régimen general entre el 0,17% y el 0,28%. El diferencial de inversión pública entre Madrid y Catalunya es una cuestión "estructural", derivada de la concentración sistemática de recursos públicos diferentes de las infraestructuras en la capital del Estado.

En términos de inversiones públicas diferentes de las infraestructuras, Madrid ha recibido un diferencial de 2.304 millones de euros en cinco años, lo que supone un 1,28% del PIB de Madrid y un 0,26% del PIB en Catalunya de 2019.

"Este diferencial, de alguna manera, pese a que no lo hemos analizado con más profundidad porque hay más derivadas a revisar, este 1% de diferencial entre Madrid y Cataluña puede explicar este hecho que se ha ido viendo en los últimos informes que Madrid iba alcanzando a Catalunya en generación de PIB e incluso llegó a hacer el 'sorpasso'", ha razonado Canadell.