09 ago 2020

Ir a contenido

Junta de Accionistas

Meliá avisa de caída de las reservas en Baleares y Catalunya por las mascarillas

Escarrer avisa al Gobierno: "Necesitamos más si queremos que nuestras empresas sobrevivan"

Sara Ledo

Gabriel Escarrer, consejero delegado de Melià Hotels International y presidente de Exceltur.

Gabriel Escarrer, consejero delegado de Melià Hotels International y presidente de Exceltur.

El sector turístico no atraviesa su mejor momento. Y según el consejero delegado de la hotelera Meliá, Gabriel Escarrer, en las últimas 48 horas la situación ha empeorado en Baleares y Catalunya con una caída de las reservas perjudicadas "de forma importante" por la obligatoriedad impuesta de llevar mascarillas en todo momento. "Creo que la medida se debería haber consensuado", ha agregado durante la celebración de la Junta de Accionistas en Palma de Mallorca.

Para Escarrer, este tipo de medidas "asustan" a los viajeros vacacionales y provoca que muchos clientes optan por otros destinos de costa españoles que no tienen unas medidas "tan estrictas". "Entiendo las medidas de seguridad pero no sé hasta qué punto es necesario llevar mascarilla en todos los mambitos del hotel, a excepción de la playa y el restaurante. Entiendo que no es lo más agradable", añadió Escarrer que aseguró que es importante "gestional al máximo el uso de la mascarilla pero la obligatoriedad perjudica a los clientes".

La cadena, que ha empezado a abrir parte de sus hoteles, después de mantener prácticamente todos ellos cerrados por el covid-19, observa una "clara recuperación" de la demanda doméstica para los hoteles vacacionales que contrasta con el "estancamiento" de los hoteles urbanos. "A pesar de observar un arranque lento de la demanda consideramos que nuestra obligación es abrir a la mayor brevedad posible cuantos hoteles podamos", aseguró Escarrer. "Abrir nos ayudará a afrontar en mejores condiciones el año próximo”, añadió.

La cadena de hoteles obtuvo el año pasado el segundo mejor resultado de su historia, después de 2018, y en el primer trimestre de este año cumplió con sus estimaciones de ingresos, pero "todo se truncó a partir de la primera y segunda semana de marzo". "El segundo trimestre será el peor jamás registrado por el turismo mundial", ha insistido Escarrer. No obstante, a pesar del brutal impacto del covid en el grupo, se muestra positivo en que las fortalezas internas del grupo harán recuperar el valor destruido en bolsa en los últimos meses.

Tirón de orejas al Gobierno

A pesar de ser una empresa global, Meliá tiene una alta exposición a España, el país más competitivo del mundo en el sector turístico y uno de los más golpeados por la crisis del coronavirus, según la OCDE. Por ello, el consejero delegado de la hotelera ha vuelto a pedir ayuda al Gobierno español para que el sector turístico pueda levantar el vuelo tras la crisis provocada por el coronavirus. "Agradecemos la voluntad del Ejecutivo (en relación al plan de reactivación del turismo), pero necesitamos algo más si queremos que nuestras empresas sobrevivan y que nuestro país siga siendo líder en competitividad turística", ha expresado.

"Reclamamos un plan urgente de medidas transversales de apoyo y eventual rescate financiado con fondos propios y de Bruselas para asegurar la supervivencia del turismo empresarial y del tejido", ha indicado Escarrer. Escarrer citó al comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, que señaló que "al menos" el 25% de los fondos de reconstrucción deberían ir al sector turístico "como tractor de la economía europea". "Frente a ello la financiación a la industria por parte del Gobierno español ha sido de 4.000 millones de euros, muy lejos de los 18.000 millones que destinó Francia", agregó antes de ofrecer "una vez más" colaboración al Gobierno de España.

Temas Turismo