AUTOMOCIÓN

Nissan cierra su año fiscal y pierde 5.688 millones de euros

Makoto Uchida, CEO de la compañía, anunció el cierre de la planta de Zona Franca argumentando un elevado coste salarial

La automovilística japonesa reconoce el impacto del covid-19 que les hizo retroceder un 14,6% en su facturación respecto a 2019

Makoto Uchida, CEO de Nissan.

Makoto Uchida, CEO de Nissan.

Se lee en minutos

Xavier Pérez

Pocas horas después de rebanar el pescuezo a la presencia industrial de Nissan en España, Makoto Uchida, CEO de la multinacional japonesa, ha anunciado los resultados financieros tras cerrar el año fiscal el pasado 31 de marzo. Nissan ha presentado unas pérdidas netas atribuidas de 5.688 millones de euros (671.200 millones de yenes), propiciado por un descenso acumulado de las ventas y el impacto en los dos últimos meses del ejercicio de la pandemia del covid-19.

Uchida, flanqueado por el director de operaciones industriales, Ashwani Gupta y Stephen Ma, director financiero, en una videoconferencia, ha comunicado al mundo que la marca obtuvo 2.704 millones de euros de beneficios en el periodo 2018-2019 y que en este la situación no ha sido todo lo positiva que esperaba, reconociendo públicamente que "hemos cometido errores". El volumen mundial de matriculaciones se situó en 4,93 millones de vehículos durante los doce meses fiscales, lo que supone un 10,6% menos en la comparativa interanual.

BCN y el coste salarial

Al cierre de la planta de Barcelona, insinuando que el elevado coste salarial es uno de los motivos que ha propiciado la fatal desenlace no sin antes decir que "ha sido muy difícil tomar esa decisión", se ha sumado el anuncio de futuro de una reducción del 20% de su capacidad de producción, un 20% menos de modelos nuevos a la venta y un 15% de recortes de gastos, ahorrando con todo ello unos 2.500 millones de euros. "El objetivo es racionalizar la compañía", ha apuntado el CEO.

Todo ello se enmarca en la nueva reestructuración de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, que ayer presentó un plan de organización en el que destacan la atribución de nuevas competencias a cada socio. Uchida confirmó que Nissan se encargará de los mercados de Japón, Estados Unidos y China, manteniendo sus operaciones en el resto de mercados pero tras la estela de Renault.

El objetivo de la compañía es ir incrementando su cuota de mercado entre 2020 y 2023 hasta situarse en el 6% a nivel mundial (hoy es un 5,8%) y mantener una edad media entre cada lanzamiento nuevo de 4 años. La marca quiere ofrecer 12 nuevos modelos en los próximos 18 meses apostando por la electrificación y, en Europa, por el segmento SUV que lidera con el Qashqai. También apostarán por la tecnología autónoma Pro-Pilot, con 20 modelos en 20 mercados.

El factor coronavirus

Uchida ha señalado que el coronavirus no les ha ayudado en el tramo final de este año fiscal, lo que se traduce en un descenso del 20% de sus ventas. No obstante señaló que revisarán constantemente la evolución de la crisis para reajustar volúmenes. 

Te puede interesar

Entre abril de 2019 y marzo de 2020, la marca japonesa nipona facturó 83.720 millones de euros (9,87 billones de yenes), lo que supone una disminución del 14,6% comparado con en el año precedente. El resultado operativo anual fue negativo con 343 millones de euros (por 40.500 millones de yenes), frente a los resultados positivos de 2.696 millones de euros (318.200 millones de yenes) del año anterior.

Con todo ello el ejercicio fiscal cerró con un margen operativo negativo del 0,4%, mientras que en 2019 el porcentaje fue un 2,7% positivo. Como consecuencia de la crisis del covid-19 Nissan tuvo que asumir una financiación adicional por 6.038 millones de euros.

Temas

Nissan