sector de la distribución

El comercio defiende posponer las rebajas a agosto

El alto nivel de estocs y la falta de turistas desaconseja una guerra de precios, según líderes del sector

En el sector de la moda crecen los partidarios de posponer la venta de la colección de otoño a septiembre

Una tienda de lujo del paseo de Gràcia de Barcelona, cerrada durante el estado de alarma. 

Una tienda de lujo del paseo de Gràcia de Barcelona, cerrada durante el estado de alarma. 

2
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

Buena parte del sector comercial vuelve a advertir de la inconveniencia de afrontar una guerra de precios en el comercio precisamente en unos momentos de dificultades como los actuales tras el cierre de los últimos meses. Una videoconferencia debate celebrada este martes volvió a poner sobre la mesa el asunto de las rebajas, que angustia a muchos profesionales, aunque la mayoría las dan casi por hecho, como consecuencia de la imposibilidad de controlar las estrategias de comercios ávidos de ingresos y en fuerte competencia. El consejero delegado de Mango, Toni Ruiz, la presidenta de Tous, Alba Tous, y el presidente de la asociación de comerciantes de paseo de Gràcia y propietario de la tienda Santa Eulalia, Lluís Sans, coincidieron, durante una conferencia en Youtube organizada por Enrique Lacalle en el Círculo Ecuestre, en la propuesta de posponer las rebajas a agosto. Sans llegó a sugerir la conveniencia en el campo de la moda de "volver a las temporadas reales" y eludir la tradicional venta de prendas de otoño en junio y posponer su venta a septiembre. En opinión de Ruiz, "no tiene sentido volverse loco con las rebajas" tras un momento de cierres generalizados y "es necesario replantearse el funcionamiento de las rebajas" ante una nueva situación. 

La situación actual, definida por Sans como "un mar de pérdidas" debe ser sorteada y aprovechada por el sector comercial con habilidad y flexibilidad, en su opinión. Sin embargo, la omnicanalidad o venta a través también de internet ha incluido variables desconocidas en el pasado y hace todavía más difícil controlar la posición unificada del sector comercial. Para Tous, "se han acelerado las tendencias", y en su caso reconoce que ha registrado un 100% de incremento de las ventas 'on line'.

Las rebajas se han impuesto ya en los canales de internet y el comercio de la moda está inquieto por dar salida a los estocs acumulados. La pérdida de los turistas como compradores fundamentales en determinados ejes comerciales, como el paseo de Gràcia, hace que la situación se agrave todavía más. En opinión de Ruiz, es necesario "un acuerdo global a dos o tres aos para recuperar la actividad turística". Para Sans, es una oportunidad para "repensar" el turismo de más calidad y "huir de la masificación". En su opinión sería "un error si se inician promociones en precio para atraer turistas a la ciudad". 

Noticias relacionadas

Alba Tous, Lluís Sans y Toni Ruiz.

En las nuevas estrategias del comercio figura también la reformulación de los indicadores de éxito de las tiendas, que en el pasado se han centrado muchas veces en el volumen de compradores en las tiendas. La crisis sanitaria obliga a eludir grandes concentraciones de compradores y potenciar todavía más las ventas 'on line', que han pasado a suponer entre el 25% y el 30% para grandes grupos de moda como Inditex o Mango.