06 ago 2020

Ir a contenido

Riesgo de pobreza

90.000 hogares en Catalunya gestionan el coronavirus sin ningún salario o prestación

El número de familias catalanas que subsisten sin ningún ingreso laboral crece el 53% en la última década

Gabriel Ubieto

90.000 hogares en Catalunya gestionan el coronavirus sin ningún salario o prestación

Save the Children (Lolo Vasco)

A la espera de que se concrete el nuevo ingreso mínimo vital que el Gobierno ha anunciado a partir del mes de mayo, son más de 90.000 las familias en Catalunya que están gestionando la actual crisis del coronavirus sin ningún salario o prestación por desempleo. Las personas en paro desde hace años y aquellas que han dejado de buscar tras no ver en el mercado laboral oportunidades engrosan dicha estadística estructural, que, no obstante, puede dispararse temporalemente estas semanas ante el aluvión de trabajadores afectados por erte que están a la espera de poder cobrar su prestación. Así lo ha alertado CCOO de Catalunya en un informe sobre pobreza laboral presentado este jueves.

La sociedad catalana llega a la crisis del covid-19 con heridas todavía abiertas de la crisis financiera del 2008. Pues el número de unidades familiares sin ningún tipo de ingreso laboral en las cuatro provincias catalanas ha aumentado el 53% en la última década. El ejercicio del 2019 cerró con un total de 90.440 hogares en Catalunya en los que no entraba ningún tipo de salario o prestación contributiva por desempleo. Es decir, ninguno de los integrantes en edad y posibilidad de trabajar tenía un empleo u ocupación que reportara un mínimo de ingresos y los que hace tiempo las tuvieron ya habían agotado el derecho a cobrar el paro.

Lo que ha dejado a las puertas de la actual pandemia global a un total de 167.287 personas en Catalunya sin ingresos laborales. Dicha realidad afecta en mayor medida a las mujeres (85.765) que a los hombres (81.522) y sitúa a sus familias en una posición de dependencia de los subsidios públicos o de las redes de solidaridad privadas para poder subsistir. La cronificación del paro entre muchos de los miles de catalanes que perdieron el empleo tras el derrumbe de Lehman Brothers es uno de los principales factores que explica la proliferación de los hogares que existen sin ningún tipo de salario o prestación. El número de desempleados que viven un hogar en el que no entra ninguna nómina ha crecido en la última década el 79,7%. No obstante, el número de personas en este tipo de hogares que hace más de dos años que buscan empleo y no lo encuentran se ha disparado el 446,7% respecto a los niveles del 2008.

Esperando a cobrar los ertes

La cifra de hogares en Catalunya que de manera estructural viven sin ningún tipo de ingreso laboral puede verse disparada, transitoriamente, por los centenares de miles de trabajadores afectados por un erte. Hasta la fecha el número de empleados suspendidos por un expediente vinculado al covid-19 llega a las 662.391 personas y desde CCOO han reiterado este jueves su preocupación por los tiempos en los que el SEPE está tramitando la autorización para cobrar las prestaciones. Pues según estimaciones realizadas por el sindicato, según las cifras que ha ido facilitando las oficinas de empleo, solo uno de cada tres afectados por erte un erte en marzo cobrarán antes de mayo.

Dicho trámite implica un tiempo entre que la empresa efectúa el expediente, la autoridad laboral lo autoriza, el SEPE incorpora al trabajador afectado al sistema de pagos y finalmente autoriza el abono de la prestación. El Gobierno ha reforzado las oficinas de empleo con persona y ha agilizado los trámites, permitiendo que las empresas faciliten directamente los datos de los empleados afectados y avanzando el pago de prestaciones mediante entidades bancarias. No obstante, las críticas sindicales en relación de los tiempos han sido constantes en las últimas semanas ya que, pese a dichas medidas, las centrales consideran que el número de prestaciones abonadas es bajo.