medidas contra el virus

Bruselas augura recesión este año en la eurozona por el coronavirus

La Comisión Europea promete la relajación de las normas presupuestarias, de las ayudas de estado y una inyección de liquidez de 37.000 millones

"El choque es temporal pero tenemos que asegurarnos de que sea lo más breve y limitado posible y no cree un daño permanente", dice Ursula von der Leyen

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, presenta la estrategia digital de la UE, este miércoles en Bruselas.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, presenta la estrategia digital de la UE, este miércoles en Bruselas. / REUTERS

4
Se lee en minutos
Silvia Martinez

La Comisión Europea trabaja con la hipótesis de que el impacto económico del coronavirus en la economía europea será “temporal” pero para que "sea lo más breve y limitado posible y no cree un daño permanente” está dispuesta a dar vía libre a los gobiernos europeos para que no escatimen esfuerzos y gasten lo que haga falta. Para este año, el ejecutivo comunitario ya ve "muy probable" que la eurozona y el conjunto de la Unión Europea entre en recesión.

Por ello, Bruselas propone una batería de medidas económicas que permitirá a los Estados miembros por exprimir al máximo la flexibilidad del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), aprovecharse de una relajación de las normas sobre ayudas de estado y de una línea de liquidez con la que inyectar 37.000 millones de euros de los cuáles 4.145 millones le corresponderían a España, según el reparto propuesto por Bruselas.

“El virus no solo es peligroso para nuestra salud, también está golpeando a nuestras economías” y por eso “tenemos que adoptar acciones decisivas y directas ahora”, ha explicado la presidenta Ursula von der Leyen durante una comparecencia conjunto con los vicepresidentes Valdis Dombrovskis Margrethe Vestager para presentar un paquete de medidas que, según ha dicho, responde a la situación de hoy. “Es un paquete económico importante pero la situación evoluciona con rapidez. Haremos todo lo que sea necesario para apoyar a los europeos y a la economía europea”, ha prometido la alemana. 

Por el momento, lo primero es dar “máxima flexibilidad” en la aplicación de las reglas fiscales del PEC y en el uso de las ayudas de estado. Tanto von der Leyen como Vestager han puesto como ejemplo la aprobación esta semana, en menos de veinticuatro horas, de un esquema de ayudas de 12 millones de euros propuesto por Dinamarca para compensar los daños causados por la cancelación de eventos públicos en el país debido al brote del covid19. La misma celeridad están dispuestos a ejercer con el resto de países que llamen a su puerta. 

Apoyo a las pymes y más liquidez

“Las pymes lo están pasando mal por las acciones que los Estados miembros han tenido que lanzar para ralentizar la propagación del virus”, ha indicado Vestager animando a los gobiernos a adoptar las medidas que consideran necesarias para apoyar a los sectores más afectados como el turismo, el transporte o la restauración. “Vamos a trabajar con los Estados miembros para poner en marcha regímenes que compensen a estos sectores”, ha añadido la danesa.

Otro sector que será clave, según han apuntado, es el bancario. “La capacidad de la economía de capear esta situación inesperada dependerá de los bancos. Tienen que estar listos para dar crédito”, ha urgido Vestager, dispuesta a aceptar incluso medidas de apoyo a los consumidores como el reembolso del coste de las entradas que se hayan podido adquirir de eventos suprimidos a causa del brote.

Junto a estas medidas, la liquidez de la iniciativa de inversión anunciada la semana pasada por von der Leyen con la que pretenden movilizar 37.000 millones de euros, por encima de los 25.000 millones iniciales, con una línea de liquidez inmediata de 8.000 millones. Un montante procedente de los fondos de cohesión ya asignados a los Estados miembros pero no gastados y que en circunstancias normales los Estados miembros deberían devolver al presupuesto europeo.

Bruselas propone, en cambio, destinarlos al coronavirus. Según el reparto propuesto, a España le correspondería un sobre de "liquidez inmediato" de 1.161 millones que junto con un sobre de ayudas del presupuesto europeo de 2.984 millones serviría para movilizar inversiones de 4.145 millones. La Eurocámara ya ha mostrado su disposición a aprobar la iniciativa cuanto antes.

Reglas flexibles

El paquete de medidas también incluye la relajación de las reglas del PEC de forma que los gastos adicionales en los que incurran los gobiernos debido al coronavirus queden excluidos del cálculo de los balances estructurales de los Estados miembros y no computen en la evaluación del déficit público aunque. Aunque Bruselas tendrá que hacer una evaluación primero, no computarán los gastos sanitarios, las medidas de apoyo a las pymes afectadas y también aquellas que se adopten para paliar los efectos sobre los puestos de trabajo como la pérdida de empleos.

Según ha explicado Dombrovskis, no se trata de suspender temporalmente la aplicación del Pacto sino de utilizar "una cláusula de escape" prevista en las reglas que, en caso de un choque económico grave, permite incluso suspender el ajuste fiscal recomendado por el Consejo. "Esperamos que se trate de un shock temporal. Lo que es importante es que proporcionemos toda la liquidez necesaria, sobre todo a las pymes, para evitar una situación en que un shock temporal pueda tener efectos más duraderos en la economía. Si no estas empresas tendrán que cerrar o nuestra economía perderá capacidad productiva y los efectos serán más duraderos", ha alertado.

Crecimiento por debajo de cero

Noticias relacionadas

De momento, los datos con los que trabaja el Ejecutivo comunitario no auguran nada bueno. "Todavía no hay datos disponibles y no podemos hacer una nueva previsión, que llegará en mayo, pero podemos decir que es muy probable que el crecimiento de la Eurozona y de la UE en su conjunto caiga por debajo de cero este año y posiblemente muy por debajo de cero”, anunciado el director de asuntos económicos, Maarten Vervey.

Eso sí, limitar el máximo esta recesión dependerá no solo de la artillería pesada de Bruselas sino también de las medidas que adopten los gobiernos europeos a nivel nacional. "El nivel más importante es a nivel de los Estados miembros. En comparación con el presupuesto europeo tienen más espacio para reaccionar. Necesitamos estar preparados para hacer todo lo que sea necesario para que la recesión sea lo más corta posible", ha reclamado. Con las medidas adecuadas, esperan que la situación se reconduzca en 2021.