ACTIVIDAD FERIAL

Incertidumbre en el Mobile tras suspender LG su asistencia

Tras la coreana, la firma ZTE admite que suspenderá una rueda de prensa general

El Govern pide calma mientras las grandes firmas del sector confirman la participación

El consejero delegado de la GSMA, organizadora del Mobile World Congress, en la presentación de la feria del 2019.

El consejero delegado de la GSMA, organizadora del Mobile World Congress, en la presentación de la feria del 2019. / EFE / Enric Fontcuberta

Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

La feria Mobile organizada por GSMA y que se celebrará en Barcelona a partir del 24 de febrero se ha visto sacudida por el anuncio de la firma coreana LG de suspender su asistencia como consecuencia de los riesgos derivados de una epidemia por coronavirus. Mientras la organización insiste en el "mínimo impacto" de la epidemia del coronavirus para el MWC, redobla al mismo tiempo las medidas preventivas para evitar que la feria de móviles pueda suponer un riesgo de contagio para los asistentes. El Govern aseguró este miércoles que la organización de la feria no está amenazada e hizo un llamamiento a la calma. "No esperamos que más empresas cancelen su participación porque en Catalunya no hay casos de coronavirus. No hay motivo alguno para cancelar la presencia de ninguna empresa en un acontecimiento tan importante para ellas", afirmó el 'conseller' de Políticas Digitals i Administració Pública, Jordi Puigneró.

Lo cierto es que la incertidumbre generada por el anuncio de la decisión de LG fue minimizándose a lo largo de la misma jornada con la confirmación de asistencias. Empresas chinas como Xiaomi, Realme y Oppo mantienen sus planes para este congreso, aunque todas siguen expectantes y aplicarán medidas de restricción de movimientos de directivos y protección para los asistentes. La surcoreana Samsung también prevé participar en la feria, con el objetivo fundamental de potenciar la campaña de ventas de su nuevo móvil S-20, un terminal que alcanzará un precio superior a los 1.500 euros.

Tampoco variarán sus planes las grandes tecnológicas estadounidenses como IBM, desde donde siguen trabajando con normalidad en España; o HP, donde tampoco prevén novedades. La que no acudirá al evento, como es habitual en esta compañía, es Apple, que pretende desmarcarse de actos colectivos para potenciar su imagen de marca y sistema operativo propio.

GSMA sigue monitorizando y evaluando el potencial impacto del coronavirus pero remarca que la edición de este año del Mobile continuará "según lo planeado". Pese a ello, LG Electronics ha decidido cancelar su participación. La "prevención al contagio" es el motivo principal para no asistir al Mobile, según confirmó a EFE la directora de márketing de móviles de LG en España, Helena Mayoral.

Por su parte, la compañía china ZTE aseguró que mantiene la participación aunque anunció también la cancelación de la rueda de prensa principal de presentación de sus productos. El gigante tecnológico chino Huawei participará también en el congreso, aunque reducirá algo su presencia y enviará menos personal de China y más de sus delegaciones en Europa. Esa estrategia podría ser secundada por la mayoría de firmas asiáticas.

Atemoriza la imagen de una feria que basa su éxito en los contactos personales entre directivos el que se desaconseje dar apretones de manos o que la mayoría de los asistentes vayan con mascarillas, que serán distribuidas incluso por la organización. GSMA estudia actualmente protocolos de comportamiento que eviten la propagación del virus y que al mismo tiempo mantengan la eficiencia del encuentro empresarial. 

"Se están diseñando medidas sobre los planes existentes para proteger la salud de nuestros asistentes, clientes y personal en MWC Barcelona. Los colegas de GSMA en todo el mundo están tomando medidas firmes para contener y disminuir la propagación del virus. Estas medidas incluyen cumplir con los consejos de la Organización Mundial de la Salud y otras autoridades de salud, respetar las restricciones de viaje donde existan, llegar con tiempo a España para dar tiempo a la cuarentena y garantizar el acceso a las mascarillas", explicaron fuentes oficiales de GSMA.

Los planes para evitar la propagación del virus incluyen el consejo de respetar las restricciones de viaje establecidas y llegar antes a España para llevar a cabo una 'autocuarentena' si fuera necesario. Esta propuesta de ampliar la duración de la estancia de los asistentes en España podría minimizar el impacto económico de la menor afluencia de visitantes, ya que muchos de los que vengan pasarán en Barcelona hasta más de 20 días. 

Entre las medidas previstas por GSMA figura la mejora de las labores de limpieza y desinfección en los puntos de contacto más frecuentes, como zonas de restauración, lavabos, entradas y salidas del recinto, pantallas táctiles de uso público, entre otros. El que los asistentes deban tocar los terminales en exposición con guantes no se descarta. 

La GSMA también recuerda que se aumentará la asistencia médica in situ, que se ha puesto en marcha una campaña de concienciación sobre las medidas a seguir y que el personal está formado y entrenado sobre el protocolo de higiene y desinfección.

Noticias relacionadas

La organización del Mobile también pondrá a disposición de los interesados guías de salud y de recomendaciones higiénicas en los hoteles y medios de transporte de la ciudad, y señala que se han dado los consejos pertinentes a las marcas sobre cómo limpiar y desinfectar sus espacios. Además de todas estas medidas, en la última semana se han instalado carteles que recuerdan a los asistentes diversas recomendaciones de higiene, se ha establecido un protocolo de cambio de micrófono para los ponentes y se ha recomendado incluso a los asistentes que eviten los apretones de manos para saludarse.

En la presentación del evento, GSMA cifró en 110.000 los participantes de todo el mundo esperados para esta edición, una parte de los cuales proceden de China, y estimó en 492 millones de euros el impacto económico de la feria.