19 feb 2020

Ir a contenido

Empresas

Correos quiere entrar en la logística

La empresa aspira a incluir servicios de almacenamiento en su próximo plan estratégico que aprobará este año

El operador postal volvió a la senda de los beneficios desde 2014 con casi 15 millones de euros

Sara Ledo

Edificio de una oficina de correos.

Edificio de una oficina de correos. / Archivo

Cada vez se envían menos cartas y más paquetes. Una tendencia que queda patente en el desarrollo de Correos durante el último año y que se mantendrá durante 2020, según la compañía. El operador español elevó un 19,1% su volumen de paquetes, mientras que disminuyó un 12,4% los envíos postales. La compañía apunta, por tanto, hacia una diversificación de su negocio que ya ha iniciado con su expansión internacional (Portugal y China), pero a la que quiere acompañar con su entrada en la logística y una mayor eficiencia en los procesos.

"Hay una preocupación cierta porque la caída del postal se está consolidando por encima del 10%”, reconocía este miércoles en rueda de prensa el presidente de la compañía semipública, Juan Manuel Serrano. Una caída que atribuye al "efecto digitalización" de las grandes empresas y que, por tanto, se mantendrá durante el año 2020 y siguientes.

Por ello, la empresa se plantea "seriamente" entrar en el ámbito de la logística, lo que supone apostar por el almacenaje, la recogida de los pedidos y el embalaje, además de la última milla (reparto) que es lo que ya realiza. "Ese es el salto que tiene que dar la compañía y eso debemos integrarlo en el plan estratégico", aseguró Serrano. La intención de Correos es tener un borrador de su plan estratégico en marzo de 2020.

El cambio de foco no parece complicado, a juicio de su presidente, que asegura que Correos cuenta con alrededor de 6.000 inmuebles, por lo que el problema no es de inversión en suelo, sino de reconvertir los almacenes que guardan material de la compañía en almacenes para terceros. "Nos falta dar ese salto pero clientes no nos faltan", aseguró Serrano. Amazon o Aliexpress podrían ser algunos de sus potenciales usuarios, pero también "muchos" pequeños empresarios.

Vuelve a los beneficios

A la paquetería precisamente le debe Correos mucho de sus buenos resultados durante 2019. El año pasado volvió a la senda de los beneficios desde el 2014, al ganar 14,8 millones de euros, frente a la pérdida de 153 millones de un año antes. Esta enorme diferencia se debe, en parte, a que en 2018 tuvo que devolver 134 millones al Ministerio de Fomento por orden de la Comisión Europea en concepto de sobrepago por la prestación del servicio postal universal entre el año 2004 y el 2010.

Los ingresos totales del grupo crecieron un 11%, hasta suponer 2.400 millones de euros. Por otra parte, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 50 millones, un 92% más que en 2018. El motivo del alza se debe a que la entidad subió precios en paquetería y en postal durante el año pasado por lo que el margen de operación mejoró.

Empleo

Correos, que realizó el fin de semana pasado la consolidación de empleo más grande de la compañía en la última década con 4.005 puestos laborales que empezarán a trabajar en junio, tiene una plantilla media de 53.401 empleos. Además, la compañía debe convocar un nuevo concurso para otros 3.400 puestos según el acuerdo 2018-2020 que deberían salir a concurso en 2020 pero que podrían no llegar hasta el año próximo, según explicaron.

Temas Correos