Ir a contenido

Patronal

Glovo se adhiere a Foment del Treball

La empresa digital de reparto, valorada en más de 1.000 millones de euros, se une a la patronal catalana para reforzar su capacidad de influencia

Gabriel Ubieto

El co fundador de Glovo, Sacha Michaud (izquierda), junto al presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre (derecha).

El co fundador de Glovo, Sacha Michaud (izquierda), junto al presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre (derecha). / Cedida (El Periódico)

La empresa digital de reparto Glovo se ha adherido a la patronal catalana Foment del Treball. Así lo han hecho público ambas partes este martes en sendos comunicados. La firma fundada por Óscar Pierre y valorada recientemente en más de 1.000 millones de euros se une a la organización empresarial presidida por Josep Sánchez Llibre para ganar capacidad de influencia y "potenciar el sector tecnológico" en Catalunya. En plena batalla jurídica por toda España para aclarar si su sistema de reparto basado en trabajadores autónomos es legal o no, Glovo refuerza así su capacidad de lobbi.

La vinculación de esta empresa digital de reparto fundada en Barcelona con el mundo patronal no es nueva y es que el pasado julio del 2019 la CEOE aprobó formalmente la incorporación de esta empresa a la gran patronal española. "Nuestra adhesión a Foment nos permitirá poner en valor los intereses de un sector de actividad en auge, con gran valor para la sociedad, el mercado laboral y el comercio local", ha manifestado Glovo en un comunicado sobre el acuerdo con la patronal catalana.

La organización laboral de Glovo se organiza, a grandes rasgos, en dos grandes divisiones. Por un lado su plantilla interna, formada por más de 500 trabajadores asalariados; la mayoría en su cuartel general en Barcelona y un perfil 'techie'. Y, por el otro, el músculo mediante el que reparte sus entregas pedidas por los usuarios vía aplicación móvil. Este segundo lo integran más de 7.000 trabajadores autónomos en toda España y actualmente los tribunales y la Inspección de Trabajo está poniendo en duda su legalidad.

Hasta la fecha se han hecho públicas un total de 20 sentencias judiciales, 12 en contra del modelo de autónomos y 8 a favor. Las contrarias consideran que los 'riders' actúan 'de facto' como falsos autónomos y que su relación con la empresa debiera ser de trabajadores asalariados. Inspección de Trabajo, en ese sentido, ha fallado de manera unánime en dicha línea y ha impuesto requerimientos de más de 12 millones de euros a Glovo en gran parte de las principales ciudades españolas.

El acuerdo de Glovo con Foment del Treball se ha anunciado un día después de que tomara posesión el nuevo equipo de Gobierno, entre los cuales se encuentra la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. La nueva titular de la cartera de Trabajo es una firme defensora de la interpretación de que los 'riders' son asalariados.

Temas: Glovo Catalunya