Ir a contenido

sector financiero

El exconsejero delegado del Santander relanza Self Bank como Singular Bank

Javier Marín ha devuelto a su antiguo banco en torno a siete millones para pilotar el nuevo proyecto

P. Allendesalazar

Javier Marín, aupado por Emilio Botín al puesto de consejero delegado del Santander en abril del 2013 y cesado por Ana Botín en noviembre del 2014, ha relanzado este martes la pequeña entidad Self Bank con un nuevo nombre: Singular Bank. El banquero y otros socios compraron la firma en junio del 2018, operación que culminó en febrero del 2019, por algo menos de 40 millones de euros. Su accionariado se lo reparten ahora el fondo estadounidense Warburg Pincus (90%), Marín (5%) y otros altos directivos (5%).

El consejero delegado de la nueva entidad tuvo para ello que devolver el año pasado al Santander en torno a siete millones de euros. En el momento de su cese a los 48 años, se prejubiló y cobró de una vez los 800.000 euros anuales que el banco se había comprometido a pagarle a cambio de que no trabajase para la competencia hasta su jubilación definitiva. Ha tenido, por tanto, que reintegrar lo cobrado salvo lo percibido desde su cese hasta la entrada en Self Bank. «La vida es para los inquietos y para lanzarse, y a mi me cuesta quedarme sentado», ha justificado, tras calificar sus cinco años alejado del sector como un tiempo en la "cuneta".

Se trata de una entidad pequeña, con un activo de 545 millones de euros a septiembre, unos 1.000 millones en fondos de inversión y unos 500 millones en valores depositados por clientes. Su objetivo es crecer, sobre todo en el segmento de grandes patrimonios (a partir de medio millón de euros). Para ello, ha contratado a 41 banqueros en cinco meses, tras entrevistar a más de 400 candidatos, y ha abierto sus primeras oficinas en Madrid, Sevilla y Zaragoza. Una sucursal en Barcelona también está en el horizonte.

Beneficios en el 2022 

Marín ha explicado que a medio plazo no descarta salir a bolsacomprar otras entidades y saltar a otros países. El ejecutivo no ha querido facilitar objetivos de crecimiento de negocio, pero ha apuntado que el banco seguirá perdiendo dinero este año y el próximo y prevé entrar en beneficios a principios del 2022. La entidad tendrá un ratio de capital de en torno al 20% en los próximos años, uno de los más altos de la zona euro.

Self Bank, que se mantendrá como marca de la plataforma 'online', nació en el año 2000 como 'broker' en internet y fue adquirido en el 2003 por Société Générale. El banco francés y CaixaBank crearon una alianza en el 2006 y en el 2009 se repartieron el accionariado de Self Bank, si bien en el 2015 la entidad catalana revendió su participación a su socio galo.