08 abr 2020

Ir a contenido

PETRÓLEO

Técnicas Reunidas construirá una nueva refinería en Argelia

La argelina Sonatrach adjudica el contrato a la firma española, que invertirá 1.786 millones

La compañía prevé registrar ventas por hasta 5.500 millones en 2020

El Periódico

Imagen de una refinería petrolera en Arabia Saudí.

Imagen de una refinería petrolera en Arabia Saudí. / AFP

Técnicas Reunidas se ha adjudicado un contrato de Sonatrach, la empresa estatal de petróleo de Argelia, para la construcción integral de una nueva refinería en Haoud el-Hamra, Hassi Messaoud (Argelia), según ha informado este lunes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El proyecto, cuyo contrato se firmará a principios de enero, se ejecutará en consorcio con Samsung Engineering, aunque la participación de Técnicas Reunidas será superior a la de esta empresa y alcanzará el 55%.

El importe aproximado del contrato es de 3.700 millones de dólares (3.303 millones de euros), de los que más de 2.000 millones de dólares (1.786 millones de euros) corresponderán a Técnicas Reunidas.

La nueva refinería, que se espera que empiece a operar en la primera mitad del año 2024, tendrá una capacidad de cinco millones de toneladas anuales.

El contrato incluye la ejecución integral de la refinería, incluyendo todas las unidades de procesos y medioambientales, así como los servicios auxiliares necesarios.

"El proyecto comprende algunas de las unidades más avanzadas de procesos con tecnologías enfocadas para la conversión profunda, la producción de combustibles limpios y al cumplimiento de los requisitos medioambientales más exigentes", ha destacado la empresa española.

Con respecto a las unidades ambientales, la refinería contará con una unidad de recuperación de aminas, una de recuperación de azufre y una planta de tratamiento de efluentes.

Técnicas Reunidas ha resaltado que la nueva refinería de Hassi Messaoud es uno de los mayores proyectos realizados en Argelia y forma parte de un programa que tiene como objetivo incrementar la producción local de energía para dar respuesta a la creciente demanda en el país, a la vez que se adaptan los productos petrolíferos consumidos a los estándares medioambientales europeos (Euro V).

El diseño de la planta cumplirá con las normas de seguridad y medioambientales "más estrictas" tanto en su construcción como su operación, según ha explicado la compañía española.

Ventas de hasta 5.500 millones en el 2020

De cara al año actual, la compañía estima alcanzar unas ventas de entre 5.200 y 5.500 millones de euros, "teniendo en cuenta los contratos y acuerdos recientes, así como las iniciativas internas, como el Plan TR-ansforma".

Además, la corporación tiene previsto cerrar el año próximo con un margen operativo que se situará en el entorno del 3%. Con motivo de estas operaciones y de sus estimaciones para 2020, el consejero delegado de la empresa, Juan Lladó, ha afirmado que Técnicas Reunidas ha cerrado más de 7.000 millones de euros en adjudicaciones desde el pasado mes de enero.

"Adicionalmente, durante 2019, la compañía ha dado importantes pasos para garantizar un crecimiento rentable para el futuro. En el año 2020, veremos los frutos de estas iniciativas, los cuales ya se ven reflejados en nuestras estimaciones para 2020, con un fuerte crecimiento de las ventas y recuperación de los márgenes", ha añadido Lladó.

La firma ha destacado que en la actualidad se encuentra centrada en entregar proyectos "de calidad y reforzar su liderazgo en el sector" y ha recordado que, a principios de año, lanzó el Proyecto TR-ansforma para redefinir su estructura de costes y optimizar las operaciones.

Esta iniciativa se centra en la revisión y reducción de costes estructurales, así como en la implantación de estrategias operativas de ahorro de costes, en la optimización de procesos de ingeniería y supervisión y en acciones estratégicas.

Técnicas Reunidas espera que estas medidas darán resultado de forma progresiva, esperando alcanzar el máximo rendimiento a partir de 2021. A través del proyecto, la compañía ha iniciado un proceso de optimización de activos que conlleva la venta de inversiones financieras no estratégicas y de otros activos inmobiliarios.

La empresa prevé cerrar dichas desinversiones en la primera de 2020, con una estimación de plusvalías de 50 millones de euros por las operaciones de venta de dichos activos, tanto inmobiliarios como financieros.