26 feb 2020

Ir a contenido

Reparto de comida a domicilio

La CNMC autoriza una posible compra de Just Eat por Prosus con condiciones

La potencial compradora de Just Eat tiene una participación minoritaria indirecta en su principal competidor en España, Glovo

El regulador exige que Prosus no que pueda tener acceso a información estratégica ni participe en la toma de decisiones de Glovo

Sara Ledo

Repartidor de Just Eat, en Barcelona.

Repartidor de Just Eat, en Barcelona. / ELISENDA PONS

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) autoriza una posible compra de Just Eat por el gigante del reparto a domicilio Prosus con la condición de que este no tenga acceso a la información de su principal competidor, la empresa española Glovo, en la que tendría una participación minoritaria.

Prosus, brazo inversor de la empresa sudafricana Naspers, lanzó una opa sobre Just Eat en el mes de octubre que fue rechazada por el consejo de la empresa británica, favorable a otra opa, la presentada por Takeaway en el mes de septiembre. Aún sin resolver la operación, el regulador español ha publicado su opinión sobre una operación que afectaría a la española Glovo.

El mercado de la comida a domicilio a través de plataformas online se caracteriza, según la CNMC, por efectos de red indirectos. Y en la actualidad se encuentra relativamente concentrado con la previsión de que la demanda continúe creciendo "a tasas significativas en los próximos años". Según explica la CNMC en un comunicado, Prosus tiene una participación minoritaria inferior al 25% de en Delivery Hero y, a su vez, esta tiene una participación inferior al 20% en Glovo. Es decir, la potencial compradora de Just Eat tendría una participación minoritaria indirecta en su principal competidor en España, Glovo.

"Estas participaciones podrían entrañar un riesgo al posibilitar el acceso a información relativa a la política comercial estratégica de Glovo, pues directa o indirectamente (a través de Delivery Hero) Prosus tendría acceso a la información puesta a disposición de los consejos de administración de Just Eat y de Glovo, respectivamente. Asimismo, la presencia indirecta de Prosus en el consejo de administración del principal competidor de Just Eat crea un incentivo en Prosus a prevenir la expansión del negocio de este competidor", argumenta la CNMC.

Por ello, la autoridad de competencia española da el 'ok' a la operación siempre y cuando se garantice que Prosus no accede a "información comercial sensible" ni de Delivery Hero ni de su participada Glovo, ni tampoco partdicipe en la estrategia desarrollada por Glovo en mercados en los que compita o pueda competir con Just Eat en España.

Además, tampoco podrá ocurrir lo contrario, es decir, Delivery Hero (ni, por ende, Glovo) no podrá acceder a información sensible de Just Eat. El objetivo último de la CNMC es evitar efectos restrictivos de la competencia que podrían derivarse de la unión de ambas empresas. La duración de estos compromisos sería de tres años, con la posibilidad de prorrogarlos un año adicional en el caso de que el regulador lo considere necesario.