Ir a contenido

Encuesta

Los empresarios achacan al 'procés' un menor crecimiento en Catalunya

Un estudio de PwC señala a la polarización política, el déficit de infraestructuras y una mayor exposición internacional como los motivos de la falta de bonanza frente a Madrid

Gabriel Ubieto

El presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre, junto a la ministra de Economía, Nadia Calviño, y la ’consellera’ Àngels Chacón, en la presentación del informe.

El presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre, junto a la ministra de Economía, Nadia Calviño, y la ’consellera’ Àngels Chacón, en la presentación del informe. / RICARD CUGAT

El empresariado catalán teme que el conflicto político que vive Catalunya esté lastrando a su economía y ve con preocupación la bonanza que acumula Madrid en los últimos trimestres. No es solo la inestabilidad política lo que preocupa al empresariado, pues también lo hace un déficit de inversiones públicas en infraestructuras y una mayor exposición a los vaivenes del comercio internacional. Así lo creen y lo ven los empresarios catalanes, tal como recoge un informe elaborado por la consultora PwC y presentado en la sede la patronal catalana Foment del Treball este lunes.

A la presentación, conducida por el máximo dirigente de Foment, Josep Sánchez Llibre, han asistido la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, la ‘consellera’ de Empresa, Àngels Chacón, y el presidente del Cercle d'Economia, Javier Faus. El informe se ha elaborado en base a 50 entrevistas individuales, 200 encuestas 'on line' y tres grupos de debate, con una selección de directivos empresariales como muestra. El presidente de Vueling, Javier Sánchez Prieto, la directora general de Volkswagen en España, Laura Ros, o el consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez, son algunos de esos participantes. "Echo en falta mujeres", les ha reprochado a los asistentes la 'consellera' de Empresa, Àngels Chacón.

Los directivos entrevistados creen que, si la inestabilidad política no lo impide, Catalunya dejará de crecer por debajo de la media del conjunto de España en los próximos años y recuperará su liderazgo. No obstante, existe más consenso entre el empresariado catalán de que el déficit de infraestructuras está entorpeciendo el desarrollo económico de Catalunya que no los posibles efectos perniciosos del conflicto político del ‘procés’. El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha calificado de "decepcionante" y "desolador" el nivel de inversión en infraestructuras realizadas durante los últimos años en las cuatro provincias catalanas.  

Mientras el 72,4% de los hombres de negocios entrevistados por PwC ven en las infraestrcuturas una "barrera" para el crecimiento económico, dicho porcentaje se rebaja hasta el 67,9% cuando se les pregunta por la polarización generada por la situación política. Impulsar el Corredor Mediterráneo es el elemento "prioritario" que le pide el empresariado catalán al futuro Gobierno central en materia de infraestructuras; así como revisar la concesión de las autopistas para rebajar unos peajes que "suponen un agravio hacia Catalunya en comparación con otras zonas de España".

La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, ha querido expresar el "absoluto compromiso de nuestro Gobierno" en el despliegue de ese Corredor Mediterráneo, pero ha considerado que "en 18 meses no se puede recuperar el retraso de años". La dirigente socialista tambien le ha recordado a los presentes, con un guiño velado a los partidos independentistas, que "las inversiones públicas requieren de unos Presupuestos Generales del Estado", y que estos requieren previamente de una investidura.

Estabilidad y menos impuestos

Dentro de esa preocupación sobre los efectos del ‘procés’ en la economía, los directivos entrevistados tienen más claro que la polarización es algo negativo, que no como esta se materializa. Pues mientras casi siete de cada diez empresarios ve un riesgo en la polarización, el informe también revela que ocho de cada diez empresas no han apreciado dificultades financieras relevantes derivadas de la situación política y, en menor medida, el 54,9% de los empresarios no ha percibido un aplazamiento o disminución de las inversiones en su sector fruto de la situación política en Catalunya. En este sentido, la 'consellera' Chacón le ha indicado al empresariado que la inestabilidad política en Catalunya es el “reflejo” de “no resolver políticamente” las demandas de parte de sus ciudadanos.  

Donde existe mayor preocupación empresarial respecto a la competitividad de hacer negocios o no en Catalunya es en relación a la legislacióin fiscal. Seis de cada diez empresarios consideran que para que las 3.854 empresas que trasladaron su sede fuera de Catalunya tras el referéndum del 1-O vuelvan, debería reformarse el marco fiscal. El informe constata que el empresariado ve con preocupación la menor presión fiscal sobre las empresas que imponen desde la Comunidad de Madrid y los incentivos que ello conlleva para concentrar sus inversiones. En este sentido, el presidente del Cercle d'Economia, Javier Faus, ha definido a la capital española como un "oasis fiscal" y ha considerado que su menor exigencia tributaria "no es lo mejor para España".  

Más demandas empresariales

La reforma laboral

Los empresarios consideran que la reforma laboral ha funcionado «razonablemente bien» y es bueno «no tocarla demasiado». Su principal efecto fue el de dotar a España de un mercado laboral con unos salarios más competitivos que muchos de sus vecinos europeos. Esta ha sido la base de la recuperación económica, según el 57,3% de los  encuestados. También reconocen  la baja calidad de la ocupación creada, pues solo el 8,3% de los empresarios considera que el empleo creado desde el estallido de la crisis es de «calidad y sostenible».

El Mobile se queda

La continuidad de eventos como el Mobile World Congress es vista por el empresariado catalán como clave para que Barcelona sea el centro económico del sur de Europa durante los próximos años. El 66% de los encuestados ve un riesgo real en que el Mobile decida no renovar su compromiso con Barcelona.

A favor de la migración

El progresivo envejecimiento de la poblacional catalana es una de las principales preocupaciones que recoge el informe y la migración se erige como una de las principales respuestas en los círculos de negocios. El 56,6% de los empresarios están a favor de la migración como vía para compensar la falta de trabajadores y consumidores. Y, en este sentido, piden a los gobiernos que sigan con una línea de políticas públicas continuistas, pues el 75,5% de los encuestados piensan que se está actuando en la buena dirección en este tema. 

Temas: Catalunya