05 jun 2020

Ir a contenido

sector energético

Red Eléctrica responde a la CNMC con su primer ajuste de plantilla

La compañía participada por el Estado prepara medidas para afrontar el recorte de ingresos que ultima su regulador

Las salidas voluntarias afectarán a un máximo de 54 empleados y buscan garantizar los dividendos y inversiones

P. Allendesalazar / Sara Ledo

Red Eléctrica responde a la CNMC con su primer ajuste de plantilla

PEPE VILLOSLADA

Las compañías energéticas toman medidas para hacer frente al recorte de sus ingresos regulados que ultima la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Red Eléctrica, la empresa que gestiona las líneas de alta tensión españolas y de la que el Estado posee el 20% del capital, ha anunciado este martes que prepara el primer ajuste de plantilla de su historia. Se une así a grupos como Naturgy, que ha paralizado su inversión en redes y suspendido de empleo a 300 trabajadores.

La compañía, presidida por el exministro socialista Jordi Sevilla desde la llegada del PSOE al Gobierno, ha justificado la medida por la "reducción significativa" que supondrán los recortes de la CNMC en sus ingresos entre el 2020 y el 2025. Su consejo de administración ha encargado a los gestores un "plan de ajuste" que permita mantener los objetivos de su plan estratégico para el periodo 2018-2022, entre ellos la inversión de 6.000 millones de euros "para llevar a cabo la transición energética" y el pago de dividendos comprometido (al menos un euro por acción).

54 afectados

Entre otras medidas, incluirá un plan de bajas voluntarias y de mutuo acuerdo que, según Red Eléctrica, facilitará la captación de nuevas "capacidades y habilidades, especialmente digitales" y, al tiempo, recortará los gastos de personal. Fuentes de la compañía han explicado que serán bajas incentivadas de trabajadores en edad cercana a la jubilación. La previsión de la empresa es que "como mucho" afecte al 3% de la plantilla, es decir, unos 54 trabajadores de los 1.800 totales.  

El plan también supondrá un recorte del gasto presupuestario de 32 millones al año entre el 2020 y el 2022, la congelación del sueldo de los consejeros y directivos, y un plan de eficiencia para recortar costes, reducir la necesidad de mano de obra y generar nuevos ingresos.

Críticas

Las circulares que la CNMC envió hace unas semanas al Consejo de Estado para que las evalúe, más moderadas que su propuesta inicial, suponen un recorte de la retribución de las eléctricas de 2.245 millones entre el 2020 y el 2025, unos 862 millones menos que lo previsto inicialmente. En el caso transporte, la partida que afecta a Red Eléctrica, el recorte previsto se redujo del 8,2% al 7,2%, con lo que las empresas recibirán 8.643 millones, 672 millones menos que en los cinco años anteriores.

Red Eléctrica ha sido desde el primer momento muy crítica con el proyecto de recorte que ultima su organismo regulador. La compañía ganó 529,2 millones de euros entre enero y septiembre, un 1,6% más que en el mismo periodo del 2018, y ha cerrado recientemente la compra del 89,7% de Hispasat por 933 millones y anunciado la adquisición de la brasileña Argo Energía por 382 millones.