Ir a contenido

Motor

Seat para su producción en Martorell por un incendio

Una de las empresas de complementos de la firma automovilística obliga a paralizar todas las líneas de montaje

Gabriel Ubieto

Trabajadores en la línea de montaje de la fábrica de Seat en Martorell.

Trabajadores en la línea de montaje de la fábrica de Seat en Martorell. / NURIA PUENTES

Seat ha paralizado todas las líneas de producción de su planta de Martorell debido a un incendio en la fabrica de uno de sus proveedorees. Fuentes de la empresa han confirmado que la producción está paralizada desde la tarde de este miércoles, que permanecerá sin actividad esta noche y en la mañana de este jueves y desde los sindicatos no descartan que el parón se alargue lo que queda de semana. Fuentes de la compañía, por su parte, no quisieron pronunciarse sobre dicha posibilidad.

El incendio se produjo en la noche del martes en la empresa de componentes Faurecia, que procude para el gigante automovilístico piezas estratégicas sin las que ninguna de las líneas de Martorell pueden seguir funcionando. Faurencia produce parte del cableado de todos los modelos que se fabrican actualmente en Martorell, por lo que la planta no ha podido proseguir con su normal actividad desde la tarde de este miércoles.

La dirección de Seat en Martorell tiene prevista en la mañana de este jueves una reunión con el comité de empresa para realizar una valoración del stock de material disponible y las posibilidades de encontrar un proveedor alternativo para seguir surtiendo a la fabrica. Cada día se fabrican en Martorell una media de 2.200 vehículos, con lo que las pérdidas fruto de este incendio son millonarias para Seat. Y, dadas las actuales fechas, la empresa difícilmente podrá concertar con los trabajadores nuevas jornadas mediante la bolsa de horas para recuperar la producción que se ha dejado de fabricar, según reconocen desde el comité.

No obstante, para los trabajadores esta parada de producción está contemplada en el convenio como "paro técnico", con lo que los empleados cobran el 100% del salario, exceptunado algunos complementos, como la productividad o la puntualidad.