Ir a contenido

Despidos

Continental anuncia 5.000 despidos en el mundo y pone en vilo los 760 puestos de Rubí

La empresa alemana ha iniciado negociaciones con sindicatos y autoridades para decidir sobre el futuro de la planta catalana

El productor de neumáticos pretende vender su fábrica en Catalunya a otra empresa del sector en un plazo de seis meses

Gabriel Ubieto

Sede de Continental en Rubí.

Sede de Continental en Rubí. / ANNA MAS

Hasta 760 personas empleadas actualmente en Rubí por el productor de neumáticos Continental pueden llegar a perder su puesto de trabajo debido a la reestructuración mundial prevista por la compañía. El fabricante alemán, con sede en Hanover y que mantiene alrededor de 250.000 trabajadores en todo el mundo, anunció el pasado miércoles un recorte  total de 5.040 empleos. Estos prevé realizarlos de manera progresivamente hasta el 2028 y actualmente ha iniciado negociaciones con los sindicatos y autoridades políticas en Catalunya para decidir si la plantilla de Rubí se sumará al recorte.

La fábrica ubicada en el Vallès Occidental emplea actualmente a 760 personas y está dedicada, principalmente, a la producción de dispositivos y controles analógicos. La empresa ha trasladado a los trabajadores que el producto que fabrica en Rubí ya no entra dentro de sus planes estratégicos y es por ello que su intención es "reindustrializar" la planta para venderla a otra empresa del sector. Fuentes sindicales consultadas hablan de un periodo de seis meses para la venta y su objetivo es que esta, si se produjere, no se traduzca en un recorte de plantilla.

La compañía ha manifestado que el objetivo de este proceso de reindustrialización es el de "asegurar la continuidad de las plantas.  La empresa establecerá un diálogo con los colaboradores cuando se hayan determinado las diferentes alternativas para el futuro de estas plantas", según ha expresado en un comunicado.

A falta de concretar en los próximos meses el futuro de la planta de Continental, la lista de compañías del sector industrial afectadas este 2019 en Catalunya por un despido colectivo ha engordado en los últimos meses. General Cable, TE Connectivity o Huayi Compressor son algunas de las firmas afectadas. Y la industria del automóvil es uno de los subsectores más damnificados, con uno de los tractores del sector, Nissan, que cerró un ERE de 600 despidos en mayo. 

La compañía alemana anunció mediante un comunicado el pasado miércoles, tras una reunión de su comité ejecutivo, su intención de comenzar a implementar un reajuste global de plantilla, que se iba a centrar principalmente en los centros de Roding, Limbach-Oberfrohna y  Babenhausen, en Alemania; así como en Virginia (Estados Unidos) y Pisa (Italia). Los centros germanos son los que se llevarán la peor parte, con un recorte entre los tres de 3.570 trabajadores a plazos hasta el 2025. Continental despedirá en Pisa a 750 personas entre el 2023 y el 2028 y en Virginia a otras 720 personas, hasta el 2024.

Continental justificó el recorte mundial debido a que planea reducir su línea de producción destinada a los componentes para vehículos de gasolina y diesel durante los próximos años, ante la transición del sector hacia modelos elétricos; tal como ha expresado en un comunicado.