Ir a contenido

Empleo

La empresa de lectura de contadores Ullastres plantea un ERE de 131 despidos

La compañía inicia las negociaciones para reducir plantilla en Barcelona, Córdoba, Granada, Jaén, Cádiz, Tenerife, Baleares, Lleida y Zaragoza

Gabriel Ubieto

Un trabajador autónomo durante su jornada laboral como lampista.

Un trabajador autónomo durante su jornada laboral como lampista. / RICARD CUGAT (El Periódico)

La empresa de lectura de contadores Ullastres ha planteado un expediente de regulación de empleo (ERE) que puede implicar hasta 131 despidos. Así se lo ha planteado este martes a los representantes de los trabajadores, en la primera reunión para negociar las condiciones del despido colectivo. Tal como han coincidido fuentes de la empresa y sindicales, el ajuste de plantilla afectará a los centros de Barcelona, Córdoba, Granada, Jaén, Cádiz, Tenerife, Baleares, Lleida y Zaragoza. El de la capital catalana será el más damnificado, con el total de los 31 empleados en la lista de posibles ceses.

Ullastres es una compañía multiservicios que trabaja en toda España gestionando, entre otros, campañas de operadoras energéticas, principalmente de luz y agua. Según consta en la página web de la compañía, Ullastres gestiona más de 17.500 edificios y realiza 10 millones de inspecciones cada año. La plantilla en toda España asciende a 600 empleados. Fuentes de Ullastres han enmarcado el recorte de empleo en la entrada en vigor de la normativa europea que limita la lectura manual de los contadores energéticos y han declarado que intentarán mediante la negociación "hacer el reajuste lo menos traumático posible".

El ERE que han comenzado a negociar las partes este martes llega tras perder Ullastres la gestión de una campaña de distribución con Endesa, tal como han comentado fuentes sindicales. En Barcelona, el centro afectado está ubicado en el polígono industrial de Montsolís, en el barrio de la Verneda. Al arranque de las negociaciones los 31 empleados del centro estaban en la lista de posibles, ceses, aunque la empresa ha mantenido la puerta abierta a posibles recolocaciones dentro de subcontratas del grupo, según han afirmado fuentes sindicales.