Ir a contenido

supuesto fraude

Alemania inicia el macrojuicio a Volkswagen por el 'Dieselgate'

Hasta 468.992 clientes de toda Europa denuncian al fabricante alemán por fraude al permitir la manipulación de sus vehículos para que contaminasen más de lo permitido

Carles Planas Bou

 Un robot en la línea de montaje de Volkswagen en Wolfsburg.

 Un robot en la línea de montaje de Volkswagen en Wolfsburg. / AFP / PHILIPP GUELLAND

Más de cuatro años después de que estallase el escándalo del 'Dieselgate', Alemania ha iniciado este lunes el macrojuicio contra Volkswagen por haber manipulado más de 11 millones de sus vehículos para engañar a las autoridades y poder contaminar más de lo permitido.

El proceso puesto en marcha hoy es especial porque se trata de la primera macrodemanda de la historia del país y cuenta con medio millón de demandantes en toda Europa, miles de los cuales son de ciudadanos españoles. Los afectados, encabezados por la Asociación Alemana de Organizaciones de Consumidores y el club de automovilistas ADAC, denuncian que el poderoso fabricante automovilístico les engañó, perjudicando así el valor de los vehículos adquiridos.

Los afectados solicitan también una compensación por ese engaño, pero la marca se ha negado a llegar a un acuerdo prejudicial y a preferido sentarse en el banco de los acusados. Aunque el proceso contra Volkswagen puede alargarse durante años, los demandantes son optimistas y señalan el fallo establecido por la Audiencia de Coblenza, que obligó a la marca a indemnizar a un propietario con 26.000 euros.

DEMANDA EUROPEA

Hace una semana la demanda comuna contra el fabricante contaba con la firma de hasta 468.992 conductores. En España el numero de demandantes de es de 3.000 personas, que son representados en la Audiencia de Braunschweig por diez bufetes de abogados. De los aproximadamente 11 millones de vehículos que Volkswagen manipuló en todo el mundo hasta 2,5 millones están en Alemania. En medio del escándalo la canciller Angela Merkel ha apoyado a la industria.

Este macrojuicio llega tan solo seis días después de que la justicia alemana acusase de fraude a tres exdirigentes de Volkswagen, Hans Dieter PötschHerbert Diess y Martin Winterkorn. Según la fiscalía, el triunvirato al frente de la firma estafó tanto a clientes como a los accionistas al conocer la manipulación de sus vehículos con antelación y no informar de ello.

El 'Dieselgate¿ fue destapado en septiembre del 2015 por las autoridades medioambientales de Estados Unidos, donde Volkswagen ha sido multada con severidad por su estafa. Desde entonces el escándalo también ha golpeado a otros fabricantes alemanes como Daimler que también instalaron un 'software¿ ilegal en sus vehículos para que esquivasen los controles y emitiesen más dióxido de carbono (CO2) de lo establecido en la ley.