Ir a contenido

Datos del INE

La brecha salarial de las personas con discapacidad crece siete puntos en siete años

En España hay casi medio millón de trabajadores con discapacidad y cobran de media 19.726,2 euros al año, el 17% menos que aquellos sin

Gabriel Ubieto

Trabajadores de la cooperativa Femarec, en la que trabajan unas 150 personas con discapacidad.

Trabajadores de la cooperativa Femarec, en la que trabajan unas 150 personas con discapacidad. / Carlos Valbuena (El Periódico)

La brecha salarial entre las personas que tienen acreditada una discapacidad y aquellas que no se ha disparado en la última década. Concretamente, esta ha aumentado siete puntos en los últimos siete años, pasando del 10% existente en el 2010 al 17% del 2017; según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Según estos, un trabajador con discapacidad cobró en España en el 2017 de media unos 1.409 euros brutos al mes (en 14 pagas).

En España viven actualmente 1,5 millones de personas con discapacidad acreditada que están en edad de trabajar (entre 16 y 64 años). De estos, solo uno de cada tres tiene un empleo, es decir, unas 481.000 personas, según datos del INE. 

Los datos recogidos por el INE revelan una disparidad creciente, continua y disparada entre estos dos colectivos. En el 2010, primeros registros disponibles del INE, una persona con discapacidad cobraba de media al año 20.553,3 euros brutos; frente a 22.842,6 euros que cobraba una persona sin discapacidad. Y la tendencia en los siete años siguientes ha sido de ir a menos para las personas con minusvalía y de crecimiento para el resto. En el 2017, los primeros cobraron 19.726 euros brutos al año; es decir, no solo habían perdido de media poder adquisitivo, sino que cobraban menos. Por el otro lado, los trabajadores no minusválidos cobraron 23.764 euros brutos al año.

De la misma manera que la brecha salarial entre hombres y mujeres, a nivel global, perjudica notablemente a las segundas; los trabajadores con minusvalía no escapan a dicha lacra. Mientras la brecha salarial de unos fue en el 2017 del 22,2%, entre las personas con discapacidad fue ligeramente inferior, del 15,9%.