Ir a contenido

Más de 200 despidos

Zurich comienza a despedir al personal de su servicio de asistencia en Catalunya

La empresa ServiAide, propiedad del Grupo Zurich, negocia con los sindicatos el despido de la plantilla para externalizar el servicio

Gabriel Ubieto

 Logotipo de Zurich en la sede de la firma, en Zurich Suiza.

 Logotipo de Zurich en la sede de la firma, en Zurich Suiza. / REUTERS / ARND WIEGMANN

La empresa ServiAide, filial del Grupo Zurich y responsable del servicio de asistencia de seguros de sus clientes en Catalunya, ha iniciado formalmente este lunes con los sindicatos la negociación de un expediente de regulación de empleo (ERE). Así lo han confirmado tanto los representates de la compañía como los de los trabajadores, que dan comienzo a la cuenta atrás para pactar hasta un máximo de 224 despidos, sobre una plantilla de 269 personas del centro de Hospitalet de Llobregat (Barcelona), uno de los tres centros de asistencia que la entidad tiene en España.

Zurich ha justificado el cierre de ServiAide debido a "causas organizativas" y desde la empresa confirman que su intención es externalizar el servicio, debido a que mantener las actuales condiciones laborales de la plantilla les supone "un coste superior a la media del mercado". Desde CCOO, central con la mayoría en el comité de empresa, temen que el servicio se acabe derivando a una empresa multiservicios, donde la plantilla pase a cobrar un sueldo cercano al salario mínimo interprofesional (900 euros). "Ya ahora estamos en peores condiciones que el resto de trabajadores del Grupo Zurich, ya que ellos se rigen por un convenio de empresa, mejor que el del sector", denuncia el delegado de CCOO Gregorio Aguirre.

Zurich, a preguntas de EL PERIÓDICO, no ha querido desvelar que alternativas está estudiando para sustituir su servicio de asistencia en Catalunya. También ha deslizado que su intención es no elevar la cifra final de despidos hasta esos 224 empleos inicialmente planteados; algo sobre lo que seguirán negociando a partir del próximo lunes 16 de septiembre, cuando está fijada la próxima reunión negociadora del ERE.

"La empresa inicia este proceso para ahorrarse dinero, a costa de los trabajadores, y porque no ha querido invertirlo hasta ahora. En el 2017 ya perdimos la asistencia en carretera del RAC por incapacidad tecnológica. Y ahora han calculado que les sale más barato externalizar el servicio a una empresa que esté al día", declara Aguirre, de CCOO. Desde Zurich no han querido entrar a valorar dichas declaraciones.