Ir a contenido

Resultados primer semestre

Enagás amenaza con ir a los tribunales contra los recortes de la CNMC

Antonio Llardén cree que la propuesta retributiva del regulador pone "en riesgo la estabilidad del sistema"

La compañía reduce un 1,6% sus beneficios y un 5% sus ingresos en medio de la guerra con el regulador

Sara Ledo

Instalaciones de Enagás en Barcelona. 

Instalaciones de Enagás en Barcelona. 

Enagás amenaza con ir a los tribunales si la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) mantiene su propuesta retributiva para el próximo periodo regulatorio (2021-2026). La compañía que preside Antonio Llardén asegura que la propuesta del organismo no solo daña al sector del gas, sino que afectará "al desarrollo del tejido empresarial español" y, por ello, añade, "adoptará las acciones y medidas jurídicas que resulten pertinentes" para defender los intereses de sus accionistas e inversores.

La empresa gasista se une a Naturgy en sus amenazas a la CNMC de ir a los tribunales. Enagás, que está preparando las alegaciones a la reforma del regulador y manteniendo contactos institucionales "intensos" para evitar el tijeretazo, considera que el planteamiento del organismo que dirige José María Marín Quemada supone desincentivar "una gestión eficaz, una mejora de la productividad", así como la llegadad de "nuevas inversiones necesarias para la transición energética".

La compañía se ha explayado en la documentación entregada a la CNMV con motivo de la presentación de resultados del primer semestre, al dedicar 6 de las 26 páginas de su presentación para explicar las medidas de la CNMC, el procedimiento de tramitación y el impacto que tendrá (para mal) sobre el sector del gas la rebaja promedio del 17,8% en la retribución de la distribución del gas y del 21,8% para la actividad de transporte de gas y regasificación, que es lo que más afecta a esta empresa.

Así, en esta presentación, Enagás asegura las medidas de la CNMC no respetan la "rentabilidad razonable" para las actividades gasistas, sino que producen "incertidumbre e inestabilidad jurídica" en un sector intensivo en capital. A su juicio, la propuesta del regulador impactará de forma negativa en el sector del gas y en otras actividades dependientes y afectará "al desarrollo del tejido empresarial español" en su conjunto. Además, tendrá efectos negativos en el rating de las compañías de gas, algo de lo que ya han alertado las agencias de rating Standard and Poors, Fitch y Moodys. En concreto, Fitch ha situado el rating de Enagás en "Rating Watch Negative" y S&P ha situado la perspectiva del rating en negativa.

Según recoge Europa Press, en la conferencia con analistas, el presidente de la compañía insistió en que la propuesta de la CNMC pone "en riesgo la estabilidad del conjunto del sistema energético" español. Antonio Llardén aseguró que la propuesta del regulador está "desconectada de la realidad del gas natural" en el 'mix' energético y lamentó que la CNMC haya llevado a cabo el proceso "con gran celeridad y sin posibilidad de mantener reuniones previas" con las empresas afectadas. "Algo que es habitual", añadió.

Caída de beneficios e ingresos

Enagás ha sufrido un retroceso de los beneficios y de los ingresos en el primer semestre del año. La compañía ha ganado 216,1 millones de euros, un 1,6% menos que en el mismo periodo del año anterior, mientras que los ingresos alcanzaron los 567,1 millones de euros, un 5,2% por menos, debido a una menor contribución de ingresos regulados, precisamente donde la CNMC quiere hacer recortes. Así, los ingresos regulados de la compañía cayeron un 2,2%, hasta los 535,7 millones de euros. A pesar de este retroceso, el grupo asegura que el resultado de este primer semestre "está en línea con los objetivos previstos para el conjunto del ejercicio".

La deuda financiera neta consolidada de Enagás se situó al finalizar el semestre en los 4.117 millones de euros, con más del 80% a tipo fijo. La compañía no tiene vencimientos significativos hasta 2022.