Ir a contenido

por mayores gastos

Los beneficios de Port de Barcelona bajan el 25% hasta junio por alza de gastos

La cifra de negocio baja el 2% hasta 85,5 millones y se prevé equilibrar a final de año hasta 174 millones

Eduardo López Alonso

José Alberto Carbonell y Mercè Conesa. 

José Alberto Carbonell y Mercè Conesa. 

Port de Barcelona registró una caída del 25% de los beneficios en el primer semestre del año, hasta un total de 21,3 millones de euros. La causa de esta caída de la cifra de ganancias se debió al incremento de las provisiones y por gastos extraordinarios contabilizados durante el periodo, básicamente la inversión realizada en el dragado. La cifra de negocios se quedó en 85,5 millones de euros, el 2% menos que en el mismo periodo anterior. La previsión para este año es que la facturación alcance los 174 millones de euros, un millón más que en el 2018 y que los beneficios sean de 46 millones, el 14,3% menos.  

Los resultados de Port de Barcelona fueron interpretados este miércoles como "satisfactorios" por la presidenta, Mercè Conesa, ya que se comparan con un "crecimiento extraordinario" registrado en años anteriores y suponen haber entrado en un "salto de escala", una etapa de "consolidación" que abre una etapa de crecimiento moderado hasta el 2023, cuando se espera que el crecimiento se reactive.  Destacó Conesa también la relevante reducción de la deuda del 30%, que ha pasado de 281,1 millones de euros a 196,7 millones tras amortizaciones anticipadas.

El tráfico de contenedores aumentó en el primer semestre el 5%, hasta 1,71 millones de TEU, por las importaciones (alza del 5%)  y el transbordo (12%). El impulso de las importaciones se centró hasta junio en Asia (el 73% del total), principalmente China. El informe semestral del puerto apunta a una creciente diversificación de mercancías en el puerto de Barcelona: "Si antes las importaciones se concentraban mucho en productos textiles y mobiliario, ahora nos llega una mayor variedad de productos, como electrodomésticos, maquinaria y equipamiento industrial, materiales de construcción y componentes de vehículos", destaca Port de Barcelona.  Las exportaciones registraron una caída del 6%, por la reducción del tráfico agrícola y de plásticos, por aranceles introducidos en Argelia. Destacan las exportaciones de carne de cerdo (60%), que ya suponen el 40% de los envíos con destino a China. 

Con respecto al sector del automóvil, Port de Barcelona confirmó la caída del 9% del tráfico exportador o importador de vehículos por la caída de la producción en España y la desaceleración de dos mercados relevantes: Alemania y Turquía.