Ir a contenido

el 27 y 28 de julio

El bloqueo de las negociaciones aboca a una huelga este fin de semana en el aeropuerto de Barcelona

Fracasa una nueva reunión entre Iberia y el comité, que no acercan posiciones para evitar los paros del personal de tierra, que gestiona el 65% de los servicios en El Prat

Gabriel Ubieto

El bloqueo de las negociaciones aboca a una huelga este fin de semana en el aeropuerto de Barcelona

FERRAN NADEU

Que el último fin de semana de julio, y el primero de vacaciones para muchos, se convierta en un par de días de caos en el aeropuerto de Barcelona es una hipótesis cada vez más probable. Las negociaciones entre el comité de empresa del personal de tierra o 'handling' de Iberia, que gestiona la asistencia del 65% de los vuelos que aterrizan en El Prat, y la compañía están bloqueadas. Este jueves se ha celebrado una nueva reunión, a puerta cerrada, entre representantes de Iberia y sindicatos que ha finalizado sin acuerdo, según coincidieron las partes.

La huelga está convocada para el sábado 27 y el domingo 28 de julio y el Ministerio de Fomento ha dictado uno servicios mínimos del 100% para los vuelos domésticos con territorios no peninsulares, el 54% para los internacionales y el 32 % para los peninsulares cuya alternativa de transporte sea inferior a cinco horas. Ante la afectación prevista por la posible huelga, Vueling ya ha cancelado 100 vuelos para este fin de semana

Antes de la reunión a puerta cerrada de este jueves, fracasaron dos mediaciones en el Departament de Treball de la Generalitat, este pasado miércoles y el viernes 19 de julio. Las posiciones no avanzan, ya que los sindicatos quieren abordar lo que consideran un déficit de personal y condiciones específico de la plantilla de El Prat y la empresa se remite a negociar la cuestión en el marco estatal del convenio de empresa; una negociación que desde la empresa remarcan que está actualmente en curso. 

Las diferencias sobre si las condiciones de la plantilla de Barcelona se deben negociar en Barcelona o en Madrid ya provocó que el año pasado, para estas mismas fechas, se convocará una huelga de las mismas características, que se acabó desconvocando a última hora. Las partes no han solventado sus diferencias y el conflicto ha rebrotado.

Alta temporalidad y muchas horas extras

El comité de empresa denuncia que la plantilla de El Prat trabaja en unas condiciones de notable temporalidad y "mala planificación". Según cifras de las centrales, de los 2.000 trabajadores que prestan servicio en El Prat, la mitad son eventuales. En el 2018 los trabajadores con un contrato temporal de Iberia de todos los aeropuertos de España realizaron un total de 2.090.557 horas, 798.126,69 de las cuales fueron en el de El Prat, según datos a los que ha tenido acceso EL PERIÓDICO. En Madrid se trabajaron un total de 388.344,72 horas, casi la mitad que en la capital catalana; el aeropuerto con más horas eventuales trabajadas.

Otro elemento que el comité considera que da fe de esa "mala planificación" es el uso "abusivo" de las horas perentorias. Las horas perentorias son una especie de horas extraordinarias obligatorias, y teóricamente no planificables, que la dirección utiliza por un motivo de fuerza mayor. En el vigente convenio de Iberia se justifica su uso para la atención a mercancías perecederas, una avería en las instalaciones, un corte de suministros o, en general, una incidencia generada por causas imprevistas.

Según los datos a los que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, el servicio de handling de Iberia del aeropuerto de Ibiza es el campeón de las horas perentorias, realizando en el pasado ejercicio 4.754 horas, de las 27.842 que se trabajaron en toda España. Barcelona le sigue con 3.570 horas; cinco veces más que las 715 que se hicieron en Madrid.

Las diferencias en las condiciones laborales entre los dos hubs españoles (Madrid y Barcelona), contrastan con las cifras similares de pasajeros. En el 2018, según datos de Aena, el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas acogió a 57,8 millones de pasajeros; el 15,4% menos que los 50,1 millones que pasaron por el de Barcelona-El Prat.